¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Ford dividirá su gama entre la convencional Ford Blue y la eléctrica Ford Model e

Tenemos un nuevo giro dramático de los acontecimientos en lo relativo a Ford Motor Company. Corría el rumor de que Ford iba a dividir su negocio convencional y eléctrico en dos empresas, para aprovechar el enorme hype de los coches eléctricos en Estados Unidos en bolsa con una suerte de spin-off. Sin embargo el CEO, Jim Farley, lo negó recientemente, dijo que Ford permanecería unida y no dividiría su negocio en más de una empresa.

Había que coger la mitad de cada versión, visto lo visto. La compañía ha anunciado el Ford+ Plan, bajo el cual su negocio de automóviles se divide en dos mitades y dos gamas. Por un lado tenemos Ford Model e, enfocada en los coches eléctricos y conectados, los servicios asociados a los mismos, ingeniería de software (véase asistentes de conducción) y construir el futuro de la i+D de Ford. Eso sí, no es una empresa aparte.

Por otro lado tenemos la división Ford Blue, que «inspirará» a sus clientes para que «persigan sus sueños y pasiones vitales» con «modelos icónicos de Ford», además de experiencias, pero dejando como coletilla que alimentará el futuro de Ford. Puede ser una versión suave de «vamos a financiar la electromovilidad con lo que ganamos con la gama térmica/convencional».

Las dos ramas de negocio estarán interconectadas, no irá cada una a su bola, aunque se les presupone cierto nivel de independencia y compartimentalización. La parte convencional de Ford no tendrá que preocuparse por capítulos como baterías de alto voltaje, inversores, soluciones de recarga o reciclaje de componentes especializados.

¿Y qué futuro le quedaría a Ford Blue, si los coches térmicos están a futuro acabados? De momento tiene garantizado el explotar ramas de negocio como los todoterreno y SUV, los modelos deportivos (Mustang y los RS), construir motores crate (en caja) para proyectos, swaps y restauraciones, etc. Por otro lado está Ford Pro, la división establecida para vehículos comerciales, policiales y militares, y esta colaborará con las otras dos.

Las distintas ramas de negocio están bajo el paraguas de Ford Motor Company, todo se queda en casa, pero con equipos más especializados y enfocados en tipos de vehículos más concretos. Así han hecho otros fabricantes. Siguen estando separadas las ramas de negocio de Lincoln, Ford Driver Mobility y Ford Credit.

«Esta es la mejor oportunidad para cambiar, para ganar»

Jim Farley, CEO de Ford Motor Company

Como podemos ver en este vídeo corporativo, Ford no va a dejar de seguir invirtiendo en motores de combustión interna, así que no los abandonará por la vía rápida, aunque tenga el propósito de ser neutro en carbono en 2050. Para 2026 prevén fabricar al año 2 millones de vehículos eléctricos. Según Jim Farley, es una oportunidad única en la historia de la compañía.

El anuncio se ha producido hoy mismo. Actualmente las acciones de Ford han tenido una subida de casi el 7% -la bolsa de Nueva York no ha cerrado aún-, por lo que entendemos que los inversores han reaccionado positivamente a este anuncio. No es gran cosa, pero se recupera el nivel máximo de febrero y es una de sus últimas subidas intradía más potentes.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame