Este es el coche eléctrico desarrollado entre Changan, Huawei y CATL que apunta al mercado europeo

La progresión de los fabricantes chinos está siendo impresionante en el sector del coche eléctrico. Están abarcando un amplio número de segmentos, desde los urbanos económicos, a los SUV de lujo. Precisamente este último apartado es donde encaja el Avatr 011, desarrollado entre el fabricante Changan, la tecnológica Huawei y el fabricante de baterías CATL, que han contado con el diseñador jefe de la marca de moda Givenchy para darle ese toque exclusivo y europeo.

Esta versión especial del Avatr 011 denominada MMW ha sido creada en colaboración con Matthew M. Williams, diseñador de Givenchy, una marca de moda de lujo francesa que ha puesto su sello en algunos aspectos y en los acabados interiores de este modelo. Una edición especial limitada a solo 500 unidades y que quiere convertirse en ejemplo bandera de la nueva generación de coches chinos.

El diseño exterior adopta un lenguaje de líneas redondeadas y muy limpias. Un aspecto extremadamente elegante donde el paso al negro total le otorga ese plus de exclusividad que busca la marca con esta edición y que extiende a un interior moderno y lleno de lujo y calidad que mezcla las buenas ideas de las marcas occidentales, como una gran pantalla de 15 pulgadas central, pero también otra gran pantalla flotante en el salpicadero que recorre toda la zona de lado a lado.

En cuanto a sus especificaciones, el Avatr 11 es un SUV de  4.88 metros de largo y una distancia entre ejes de 2.975 mm. Algo que nos indica que encontraremos un amplio espacio para los ocupantes en su interior. Un interior que como es habitual en los modelos premium chinos, tendrá opción para cuatro o cinco plazas según prefiera el cliente.

Cuenta con un sistema de dos motores que rinden una potencia total de 578 CV. Un sistema que no hace prisioneros y que le catapulta hasta los 100 km/h en apenas 3 segundos, llegando a una velocidad máxima limitada a 200 km/h. Un aspecto dinámico donde también destaca la presencia de un alerón trasero retráctil, que nos da otra pista de a qué nivel llega este proyecto.

Monta una batería de CATL formada por sus últimas celdas NMC en un pack que cuenta con una capacidad de 90,38 kWh de la que no han confirmado la autonomía, pero que debería permitirle llegar a unos 500 km homologados.

No falten elementos como la conducción autónoma. Para darle forma, el Avatr 11 dispone de 3 sensores LIDAR, 6 radares de ondas milimétricas, 12 radares ultrasónicos y 13 cámaras. El “cerebro” de este sistema es la plataforma informática de Huawei, con capacidad para 400 TOPS y debería permitirle un elevado nivel de capacidad autónoma.

Un modelo que además no es un prototipo, y que llegará al mercado chino en el segundo trimestre de este mismo año.

Fuente

Compártelo: