Así es el nuevo Wuling Air. Un coche eléctrico de bajo coste ¿premium?

Aunque no ha llegado oficialmente a Europa, el Wuling Hong Wuang Mini se ha convertido en una estrella en todo el mundo. Un coche eléctrico de bajo coste que se ha convertido en uno de los más vendidos a nivel mundial, y eso que solo se comercializa en China. Ahora este modelo recibirá una nueva versión que se colocará por encima en cuanto a calidades, mecánica y equipamiento, y que ha sido catalogado como el primer coche eléctrico low cost premium.

Su nombre será algo más fácil de recordar, Wuling Air, y se colocará un peldaño por encima de Hong Wuang Mini buscando atraer a un tipo de cliente urbano que quiera un coche eléctrico compacto, asequible, pero que también destaque algo por sus calidades mejoradas y superiores prestaciones.

El Air, conocido anteriormente por su nombre en clave Wuling E230, contará con dos versiones: una de cuatro plazas y batalla larga y otra de dos plazas y batalla corta. La versión de cuatro asientos tiene una ventana lateral trasera que otorga visibilidad a los ocupantes de las plazas posteriores, y que además tiene la característica de estar situada más baja que la ventanilla delantera. Uniendo ambas partes está el tirador que abre la puerta delantera en un diseño bastante cuidado.

En el frontal destaca una línea donde se sitúa una tira que hace de unión con los espejos retrovisores. Algo que le proporciona un diseño más moderno que sus hermanos, manteniendo su aspecto compacto que le permite estacionar en prácticamente cualquier lugar, incluso en su versión de 4 plazas.

Esto es gracias a un cuerpo de apenas 2.97 metros de largo en su versión de cuatro plazas, que se quedan en solo 2.59 metros para la de dos ocupantes.

En el plano mecánico el Wuling Air contará con un motor bastante más potente que llegará a los 30 kW (41 CV) y que le impulsarán hasta una velocidad máxima limitada a 100 km/h. Algo que le permite aventurarse por circunvalaciones y pequeños tramos de autovía sin ser un estorbo. Contará con una batería de hasta 28 kWh, suficiente para lograr unos 150 kilómetros de autonomía reales.

Su llegada está prevista para el tercer trimestre de este año, y su precio antes de ayudas públicas se situaría entre los 8.000 euros al cambio para la versión de dos plazas, y los 9.500 euros para la de cuatro plazas.

Una alternativa de más calidad, más moderna y mejores prestaciones, aunque algo más cara, que sin duda tiene más argumentos para poder llegar algún día a Europa como una alternativa funcional dentro de los coches eléctricos de bajo coste.

Compártelo: