Mercedes-Benz está probando el Polestar 2. ¿Por qué?

Dentro de la industria automovilística, es bastante usual que los fabricantes adquieran modelos de la competencia durante el desarrollo de sus propios productos con el objetivo de compararlos, tomar referencias o incluso realizar ingeniería inversa para lograr crear un vehículo capaz de superar a sus más directos rivales.

El caso que hoy os traemos es un buen ejemplo de estas prácticas, pues el Polestar 2 que ilustra el artículo está siendo testado por Mercedes-Benz. ¿Cómo lo sabemos? Por la matrícula, que es la que utiliza la compañía alemana en sus modelos de pruebas. Pero, ¿por qué está la firma de la estrella interesada en la berlina de origen sueco?

Mercedes-Benz se encuentra actualmente desarrollando una berlina eléctrica compacta para sustituir al CLA. Este sedán, que se asentará sobre la plataforma modular MMA, será el primer integrante de la nueva gama «Entry Modern Luxury», que reunirá a los futuros modelos de Mercedes-Benz ubicados en los segmentos C (compactos) y D (medianos).

Todavía no está claro si el nuevo modelo retomará la denominación CLA (segmento C), pues a efectos prácticos también equivaldrá al Clase C (segmento D); es decir, al igual que el propio Polestar 2, nuestro protagonista se situará a caballo entre dos categorías. Por este motivo, muchos rumores indican que recibirá la denominación EQC Berlina, pues el SUV de nombre homónimo dejará de fabricarse a corto plazo, siendo sustituido indirectamente por los EQB y EQE SUV.

Mercedes-Benz Vision EQXX

El heredero eléctrico del Mercedes-Benz CLA se lanzará en 2024

Desde un punto de vista técnico, el Mercedes-Benz EQC Berlina tomará como punto de partida el prototipo Vision EQXX, que recientemente fue capaz de superar los 1.200 kilómetros de autonomía en condiciones reales. Entre otras cosas, incorporará un sistema eléctrico de 800 voltios compatible con cargas ultra-rápidas en corriente continua.

De acuerdo con una fuente interna del fabricante, el consumo del nuevo sedán eléctrico será «enormemente bajo», rondando los 10 kWh/100 km. Dependiendo de la batería elegida, el EQC Berlina ofrecerá un alcance de entre 650 y 850 km WLTP, superando por el camino a rivales como el BMW i4 o el Tesla Model 3.

Esto se logrará sin necesidad de emplear baterías excesivamente grandes, pues será un vehículo extremadamente eficiente y aerodinámico. La unidad motriz (eATS) de desarrollo propio ofrecerá una eficiencia del 95%, frente al 80-85% típico de otros modelos eléctricos. Para reducir el peso, algunas partes del chasis estarán realizadas a partir de grandes estructuras de fundición.

Compártelo: