¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Leapmotor C10 puede ser el primer coche eléctrico chino de Stellantis en Europa

Hace unas semanas conocíamos el importante acuerdo que habían formado el grupo europeo Stellantis con la china Leapmotor. Una alianza que supone la compra del 20% de Leapmotor por parte del grupo occidental, y que le permitirá comercializar sus productos bajo marca propia fuera del gigante asiático. Ahora hemos conocido al que puede convertirse en el primer producto que llegue a nuestro mercado.

El Leapmotor C10 es un SUV compacto que se coloca dentro del segmento de los Tesla Model Y o Ford Mustang Mach-e. Un modelo de 4.73 metros de largo, con una distancia entre ejes de 2825 mm, que le colocan por tamaño 31 mm de largo, 9 mm más ancho y 4 mm más alto que el BMW X3.

El C10 supone una apuesta algo diferente al de sus rivales. No en el aspecto del diseño o equipamiento, sino principalmente en la cuestión de la batería.

Y es que el objetivo de la alianza de Stellantis con Leapmotor es acelerar la llegada de modelos con precios razonables. No hablamos de una línea low cost, pero si capaces de competir de tú a tú con los más competitivos, tanto Tesla, como principalmente el resto de marcas chinas.

Para ello han diseñado una propuesta que con un diseño exterior muy cuidado, un interior que a primera vista parece competente y donde destacan los 1.050mm que tienen las plazas traseras para las piernas. Algo que puede no tener impacto en el maletero ya que según el fabricante, han logrado incrementar un 17.5% el espacio interior.

El C10 se basa en la nueva plataforma Leap3.0, que según la marca cuenta con importantes mejoras en aspectos como una mayor seguridad, espacio interior, rigidez torsional y capacidad de carga, y que cuenta con una arquitectura de 800V, lo que le permitirá acceder a cargas ultrarrápidas.

Monta un motor trasero de 170 kW (230 CV) que se alimenta de una batería LFP de 69.9 kWh, que le proporcionan una autonomía de 520 km CLTC. No es una cifra muy alta, y es que la apuesta por un pack económico supone hacerlo también por una batería bastante pesada.

Un delicado equilibrio que en este caso representa montar casi 70 kWh, en un pack con 550 kilos de peso. Cifra que podemos comparar con los 524 kilos de peso de la batería NCM de CATL que monta el Exeed Extelantix, con 97.6 kWh de capacidad.

Pero Leapmoptor, y Stellantis, apostarán por una combinación que les permitirá ofrecer un coste más competitivo. Algo que para la mayor parte de los clientes es una de las principales barreras para su incorporación al mercado del coche eléctrico.

Un Leapmotor C10 que si llega a Europa tendrá referencias como los 46.490 euros que cuesta el Tesla Model Y Standard, con sus 455 km de autonomía WLTP, o los 54.045 euros que cuesta el Ford Mustang Mach-e más económico, la versión Standard, con 470 km WLTP.

Por lo tanto, si Stellantis es capaz de traer el C10 a Europa bajo una de sus marcas, y con un precio cercano a los 40.000 euros, podría tener una oportunidad de hacerse un hueco.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame