¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Toyota afirma que «se está poniendo al día» con los coches eléctricos

Toyota es uno de los grandes fabricantes más rezagados en el sector del coche eléctrico. Tras años apostando prácticamente en exclusiva por los híbridos y la pila de combustible de hidrógeno, la firma nipona dio un golpe de timón a su estrategia con la llegada al poder de su nuevo CEO, Koji Sato, en sustitución de Akio Toyoda.

La compañía planea desplegar una completa gama de coches eléctricos a baterías en los próximos años; además, está preparando una nueva plataforma modular concebida específicamente para este tipo de vehículos. Gracias al uso de tecnologías como el gigacasting, Toyota espera ponerse a la altura de líderes como BYD o Tesla a corto plazo.

Ted Ogawa, jefe de Toyota en Estados Unidos, afirma que la empresa «se está poniendo al día» en materia de vehículos eléctricos. Por el momento, su único BEV (Battery Electric Vehicle) global es el bZ4X, al que habría que sumar propuestas regionales como el bZ3 vendido en China o las furgonetas de origen Stellantis que comercializa en Europa (Proace City, Proace y Proace Max).

«Los BEV eran la pieza que nos faltaba hace dos años, por eso fuimos muy criticados». Ogawa hace hincapié en que Toyota también está trabajando en el ecosistema de los vehículos eléctricos (carga en el hogar, gestión energética…).

Toyota bZ4X

Toyota está desarrollando un revolucionario proceso de producción para sus próximos coches eléctricos

«Hemos tardado en iniciar el progreso, pero esperamos adelantar a Tesla de esta manera», declaraba a finales del año pasado Akihisa Shirao, director general de proyectos de la nueva unidad BEV Factory, encargada de encabezar su estrategia de vehículos eléctricos.

Toyota confiará en una completa remodelación de sus procesos de producción para abaratar sus próximos coches eléctricos. Su nuevo enfoque incluirá vehículos capaces de moverse solos por las plantas, el antes mencionado uso de gigacastings y una mayor automatización. La cúpula de la marca define esta transformación como una revolución a la altura del chasis monocasco, pues debería reducir a la mitad los tiempos de fabricación.

La nueva plataforma modular eléctrica permitirá destinar la mitad de recursos e inversiones al desarrollo de nuevos automóviles. Para rentabilizar lo más rápido posible su I+D, Toyota compartirá su know-how con sus filiales Daihatsu, Hino y Lexus, así como con sus socios japoneses habituales: Isuzu, Mazda, Subaru y Suzuki. A día de hoy, el gigante asiático controla un 4.6% de Isuzu, un 5% de Mazda, un 20% de Subaru y un 4.94% de Suzuki.

Fuente | Electrek

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame