¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Alemania es el primer fabricante de coches eléctricos de Europa, y segundo del mundo

En 2023, los fabricantes alemanes han fabricado un total de 1,27 millones de coches eléctricos e híbridos enchufables. Esta cifra sitúa a Alemania en la segunda posición mundial, solo por detrás detrás de China y superando a Estados Unidos.

Estos números colocan a Alemania como el país con mayor producción de coches eléctricos de Europa, siendo los coches 100% eléctricos a batería (BEV) la mayoría, con 995.000 unidades. Esto es más que España (256.000) y Francia (225.000) juntas, dos países que ocupan respectivamente el segundo y tercer lugar en el Viejo Continente en producción de este tipo de vehículos.

A pesar de ser un mercado que cambia rápidamente, y de las dudas de su gobierno que cerró de forma inesperada el programa de ayudas el pasado año, el corazón del automóvil de Europa sigue siendo Alemania.

El problema es que para 2024, las perspectivas para la fabricación de coches eléctricos en Alemania no son tan optimistas.

El final de las ayudas públicas supuso un frenazo a un fuerte crecimiento que se acompañó por un aumento de la capacidad de producción de sus fábricas. Pero los cambios legislativos del pasado año han provocado que los fabricantes se vean ahora obligados a dar marcha atrás y reducir el ritmo de producción.

Un ejemplo es Tesla, que decidió detener la producción del Model Y por unos días para no aumentar su preocupante nivel de unidades en stock.

Las preocupaciones no son menores, ya que en Alemania trabajan 780.000 personas en el sector automovilístico. Esto supera de largo a España, 233.500 trabajadores, Francia, 215.000 trabajadores, o Polonia 209.000 empleados.

Alemania es también un espacio de innovación, y como ejemplo las estadísticas de patentes, que muestran que un 29% de los registros relacionados con innovaciones en el campo de la electricidad se presenta en Alemania. Detrás tenemos a Japón, China, Estados Unidos y Corea del Sur.

Un sector clave que no puede permitirse pasos atrás como los que están dando sus grupos, apostando de nuevo por el motor de combustión en un momento donde la competencia asiática está todavía pisando a fondo el acelerador de las nuevas generaciones tanto en nuevos modelos, como en reducción de costes de producción de componentes clave como las baterías.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame