¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

China pide ayuda al gobierno español para evitar los aranceles de la UE contra sus coches eléctricos

El Gobierno chino aguarda por unos más que probables nuevos aranceles a la importación de sus coches eléctricos en la Unión Europa. La investigación iniciada en octubre por parte de la Comisión Europea está a punto de cruzar un primer punto de inflexión: se habla de un nuevo arancel del 30% contra los vehículos eléctricos chinos para proteger a la industria del Viejo Continente.

Sin embargo, el gigante asiático podría haberse guardado un as en la manga, y ese es España. El ministro de Comercio chino, Wang Wentao, habló sobre el tema de los aranceles y sobre su reciente reunión con los ministros de Economía e Industria el pasado lunes en Madrid. Nuestro país podría ser la llave que evite, de alguna forma, que la Unión Europea se olvide de las obstrucciones a la llegada de los coches eléctricos chinos.

La semana que viene deberíamos tener noticias sobre los aranceles de la UE a los coches eléctricos chinos.

El mensaje sigue siendo el mismo: desde China, que ya han reprendido de forma reiterada contra la investigación de la UE y que ha amenazado con imponer sus propios aranceles a la importación de vehículos extranjeros, lanzan el mensaje de la necesidad de «salvaguardar» los esfuerzos conjuntos globales que permitan combatir el cambio climático. Y además, apuntan a la asociación estratégica integral entre China y la Unión Europea como clave para lograr sus objetivos.

El ministro chino mostró su disposición a trabajar con España para potenciar el comercio y la cooperación entre ambas fuerzas. Ambos países se han comprometido en crear un Mecanismo permanente de Cooperación y Diálogo en materia comercial y de inversión y han identificado diferentes áreas de colaboración, como la tecnología industrial, así como los sectores farmaquímico, agroalimentario o de turismo.

Y en base a esta «sintonía», Wentao confía en que España pueda alentar a la Unión Europea a mantener una «actitud abierta» en estos términos. El gobierno Chino confía en la apertura de la UE para «crear un entorno de desarrollo justo y predecible» en el que haya una cooperación mutua.

Por el momento, tocará esperar a la semana que viene como mínimo para conocer la decisión de la Comisión Europea. La última noticia al respecto tuvo que ver con el retraso de dicho anuncio a justo después de las elecciones europeas, que tendrán lugar este 9 de junio.

Los aranceles no frenarán a los coches eléctricos chinos, solo afectarán a los consumidores europeos

Recordemos que, ante estos posibles aranceles, los fabricantes chinos (también los productores de baterías) están empezando a moverse para establecer sus bases y fábricas en Europa. BYD está ya construyendo la suya propia en Hungría, Chery comenzará pronto a ensamblar vehículos de sus marcas OMODA y JAECCO en Barcelona, mientras que Leapmotor hará lo propio con las instalaciones de Stellantis en Polonia.

Fuente | Reuters

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame