¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Comprar un coche eléctrico podría ahorrarte hasta 8.300 euros en 4 años, según este estudio

De acuerdo con un reciente estudio realizado por New AutoMotive, los compradores de un coche eléctrico ahorran entre 3.000 y 7.000 libras (aproximadamente 3.500 y 8.300 euros al cambio) durante los cuatro primeros años de uso. A esto habría que sumar que la paridad de precios respecto a los modelos térmicos está cada vez más próxima (se estima que se alcanzará a partir de 2026).

Los ahorros descritos en la investigación se deben al menor precio de la energía, a los mantenimientos más baratos y a las diferentes exenciones de impuestos de las que se benefician los vehículos eléctricos en Reino Unido. Cuantos más kilómetros se realizan con un automóvil de este tipo, mayores son los ahorros respecto a un coche térmico.

New AutoMotive ha comparado tanto el precio inicial como el coste de funcionamiento de siete vehículos eléctricos populares (entre los que se encuentran los Citroën ë-C4 y Peugeot E-2008 del grupo Stellantis) respecto a sus equivalentes de gasolina en tres escenarios distintos (compra al contado, leasing y financiación multiopción). En el 25% de los casos, el eléctrico se amortiza en como máximo dos años y medio, mientras que en otro 30% los ahorros comienzan menos de un año después la compra.

El estudio también muestra que el desembolso inicial apenas es un 12% superior al de un modelo de gasolina equivalente, una cifra mucho más baja que el 50% que se suele citar. «Muchos automovilistas solo considerarán la posibilidad de optar por vehículos eléctricos cuando cuesten lo mismo o menos que sus equivalentes de gasolina o diésel», señala Ben Nelmes, director ejecutivo de New AutoMotive.

Citroën ë-C4

La movilidad eléctrica es una opción «financieramente inteligente»

«Nuestro informe concluye que Reino Unido está llegando a ese punto de inflexión. Pronto, comprar un vehículo eléctrico ya no será sólo una opción ambientalmente responsable y financieramente inteligente. También será una obviedad financiera, y los consumidores podrán empezar a ahorrar desde el primer día».

Para dar impulso a la movilidad eléctrica, la consultora recomienda explicar mejor los ahorros de costes, acabar con los mitos que rodean a estos vehículos, reducir los impuestos a la carga pública y brindar apoyo estatal a la compra de cargadores domésticos, ya que se trata de un incentivo muy eficaz para las personas con ingresos medios y bajos.

«La reducción de los precios de los coches eléctricos está siendo impulsada por el mandato ZEV de Reino Unido, que proporciona un salvavidas para aquellos que tienen que elegir entre un depósito vacío o una cartera vacía».

Fuente | New AutoMotive

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame