¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

SolaflectEV, la revolucionaria estación de recarga portátil con paneles solares para coches eléctricos que no requiere obra

Uno de los motivos por los que la tecnología de electrificación en el transporte no termina de imponerse está, sin duda, en la ausencia de una infraestructura de recarga potente y numerosa. Aparte del precio de los coches eléctricos, que todavía no ha alcanzado la paridad con los de combustión, se hace necesario una red de puntos de recarga públicos más grande en países como España para generar la confianza necesaria en los conductores.

Y lo cierto es que la alta inversión que se necesita, así como los engorrosos trámites para construir y certificar un punto de recarga, no terminan de ayudar. Quizás por eso soluciones como la que aquí os vamos a presentar puedan suponer un cambio y un punto de inflexión en este sentido. Tenemos que irnos al otro lado del charco para conocer a Solaflect Energy, una compañía especializada en energía solar que acaba de lanzar un producto realmente innovador.

Desde el año 2017, Solaflect ha instalado más de 1.200 dispositivos de paneles solares «seguidores»: estos paneles se mueven con el propio movimiento del sol, de forma que se garantizan producir un 40% más de energía por panel que los sistemas fijos. Ahora, han aunado esta tecnología con la de recarga de coches eléctricos para crear un sistema solar autónomo muy interesante.

SolaflectEV

Así son los puntos de recarga SolaflectEV

Los SolaflectEV son una especie de centrales eléctricas independientes con cargadores de Nivel 2 (hasta 22 kW de potencia) para coches eléctricos. No requieren obra para pasar cables de un lado para otro y son independientes porque no están conectados a la red eléctrica. ¿Cómo lo hacen? Gracias a los antes mencionados paneles solares de 6,2 kW que, montados en un rastreador de doble eje, van persiguiendo el sol durante el día.

Toda la energía que va a parar a los coches eléctricos procede de energía 100% solar y renovable. Cuenta con cuatro puntos de carga de Nivel 2 que, según la compañía, proporcionan hasta 64.000 kilómetros de carga por año en su conjunto. Es decir, un solo coche eléctrico podría conducir al año 16.000 kilómetros y cargar todos los días en un SolaflectEV alimentándose únicamente de energía solar. Esto se traduce, cómo no, en unos costes operativos mucho menores, favoreciendo también una reducción de emisiones importantes.

El diseño de esta instalación está pensada para ocupar el mínimo espacio necesario y también para afrontar condiciones meteorológicas adversas, gracias a la monitorización en tiempo real y a poder tomar «medidas defensivas», sobre todo cuando se detectan fuertes rachas de viento. La compañía asegura que se puede deshacer de la nieve rápidamente en invierno y que se puede almacenar de forma plana cuando hay fuertes vientos.

¿Que esa estación de recarga ya no cumple su función en la ubicación donde está? No pasa nada, se puede transportar y reubicar fácilmente en camión, además de ampliar con unidades adicionales según vaya creciendo la demanda. Su fácil instalación se produce en apenas un día y, como dicen desde la empresa norteamericana, es «llave en mano».

¿Puedo cargar mi coche eléctrico con paneles solares?

Una solución innovadora que ya se está probando en Estados Unidos y que promete expandirse muy pronto, ya sea en formato de compra (con ventajas fiscales) o de arrendamiento sin coste de instalación, pensando sobre todo en las empresas. La vida útil de esta SolaflectEV es de 25 años, tiempo en el que puede aportar más de un millón y medio de kilómetros en conducción libre de emisiones.

Fuente | Solarflect Energy

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame