¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tregua entre China y Europa, que acuerdan cooperar para evitar los aranceles a los coches eléctricos

Tras las represalias tomadas por China en respuesta a los nuevos aranceles punitivos de la Unión Europea a los coches eléctricos fabricados en el país asiático, que incluyen una investigación antidumping en el sector porcino y la posibilidad de imponer un gravamen adicional del 25% a los automóviles de gasolina procedentes del viejo continente, ambas potencias se han dado una tregua para negociar.

El pasado 22 de junio, el ministro de Comercio de China, Wang Wentao, fue invitado a mantener una videollamada con Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, en la cual se acordó iniciar consultas sobre la reciente investigación antisubsidios llevada a cabo por Bruselas contra los coches eléctricos de origen chino.

«El 22 de junio, el ministro de Comercio, Wang Wentao, y el vicepresidente ejecutivo y comisario de Comercio de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, mantuvieron conversaciones por videoconferencia a petición de este último. Las dos partes acordaron iniciar consultas sobre la investigación antisubvenciones de la UE sobre los vehículos eléctricos originarios de China», ha publicado el ministerio chino en la red social X.

Olof Gill, portavoz de Comercio de la Comisión Europea, señala que Dombrovskis y Wang Wentao tuvieron una conversación «sincera y constructiva» en la que se comprometieron a seguir colaborando a todos los niveles en las próximas semanas. «La parte de la UE enfatizó que cualquier resultado negociado de su investigación debe ser eficaz a la hora de abordar los subsidios perjudiciales».

MG ZS EV

Alemania trata de limar asperezas entre China y la Unión Europea

Si estas negociaciones no llevan a una solución pactada, el próximo 4 de julio entrarán en vigor los nuevos aranceles provisionales, lo que podría terminar desembocando en una guerra comercial entre ambos bloques, algo que aparentemente tanto China como Europa quieren evitar.

Se ha llegado a especular con la posibilidad de que, si ambas partes llegan a un acuerdo después de la introducción de los aranceles, estos podrían anularse con carácter retroactivo. Por el momento, sólo tres empresas han recibido aranceles individuales: BYD (17.4%), Geely (20%) y SAIC (38.1%). Al resto se le impondrá un arancel estándar del 21% de forma temporal, el cual también afectará a aquellas marcas occidentales que produzcan en suelo chino.

Robert Habeck, vicecanciller alemán y ministro de Economía, ha hecho hincapié durante una reciente visita a China (la primera durante su mandato) en que «es importante entender que estos no son aranceles punitivos. El objetivo es lograr criterios comunes para el acceso al mercado».

Fuente | CnEVPost

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame