¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Volkswagen cree que el coche eléctrico es el futuro, pero seguirá apostando a corto plazo por el motor de combustión interna

El Grupo Volkswagen ha decidido adoptar una estrategia de electrificación más conservadora debido a la ralentización de la demanda en los últimos tiempos. La compañía ha anunciado que destinará un tercio de sus inversiones hasta 2027 a «mantener competitivos sus automóviles con motor de combustión interna», mientras que los otros dos tercios irán a electrificación y digitalización.

Así lo ha confirmado Arno Antlitz, director financiero y de operaciones del conglomerado. En su opinión, el futuro de la industria es el coche eléctrico; sin embargo, considera que los vehículos térmicos seguirán jugando un papel destacado en los próximos años. Entre otras cosas, Volkswagen apostará con más fuerza por los híbridos enchufables a corto plazo.

En paralelo, la empresa quiere agilizar el lanzamiento de sus próximos modelos eléctricos, reduciendo su tiempo de desarrollo de cinco a tres años. Como parte de esta estrategia, su próximo coche eléctrico de acceso para el segmento A (urbanos) verá la luz en 2027, una fecha muy ambiciosa si tenemos en cuenta que sus propuestas para el segmento B (utilitarios), que llevan varios años de trabajo a sus espaldas, no llegarán hasta 2026.

Frente a los 25.000 euros que costará el ID.2, el ID.1 promete un precio objetivo de 20.000 euros. El primero se ensamblará en Martorell (Barcelona), mientras que el segundo se hará en una planta europea todavía por decidir; eso sí, Alemania ha quedado descartada debido a sus elevados costes laborales. Lo más seguro es que la encargada de su producción sea Skoda, como ya ocurrió en su momento con los SEAT Mii electric, Skoda CITIGOe iV y Volkswagen e-up!

Volkswagen

Volkswagen lanzará un coche eléctrico de 20.000 euros en 2027

«Consideramos la movilidad eléctrica como el futuro de la industria automovilística», afirmaba hace unos días Oliver Blume, CEO del Grupo Volkswagen. «Volkswagen es capaz de desarrollarse rápidamente. [De forma] eficiente y eficaz: con ‘Europe Speed’. Es importante que el avance de la movilidad eléctrica reciba apoyo. Los políticos también necesitan una postura clara».

Recientemente, Volkswagen rompió sus negociaciones con Renault para desarrollar conjuntamente sus próximos coches eléctricos para el segmento A. La firma alemana finalmente ha optado por acometer el proyecto por su cuenta, sin recurrir a la plataforma AmpR Small del Twingo de cuarta generación, previsto para 2026. Uno de los requisitos de Renault era que todos los vehículos se fabricaran en su planta de Novo Mesto (Eslovenia), pero Volkswagen quería producir sus modelos en una planta propia. Un desacuerdo que ha terminado llevando al fracaso de las conversaciones.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame