La red de concesionarios de Smart en Estados Unidos debe tomar una decisión este mes. Apostar sólo por los coches eléctricos, o renunciar

Wallbox

Las ventas de Smart en Estados Unidos ha vivido una montaña rusa de subidas y bajadas, según lo hacía el precio de las gasolinas. Pero con los carburantes en mínimos, y además estables, las matriculaciones han bajado de forma muy importante. Ante este panorama el pasado mes de febrero Daimler anunció que Smart sólo venderá coches eléctricos en este mercado.

Ante esta situación los propietarios de una franquicia de la división más económica de los alemanes, tienen que tomar una decisión. Seguir con el plan de la marca, y optar por transformar su modelo de negocio en uno centrado sólo en la venta de coches eléctricos, o abandonar la franquicia.

Y no es que tengan mucho tiempo para tomar dicha decisión. Daimler ha dado a sus 83 tiendas franquiciadas hasta finales de este mes de junio para decidir que camino seguirán.

De momento las opiniones son variadas. Hay algunos que indican que el mercado es muy diferente según que lugar de Estados Unidos. En algunos como California, donde el precio del carburante es más alto, puede ser más fácil que en otros, como Texas, donde lanzarse a vender sólo eléctricos indican, será mucho más complicado.

Por su parte desde la marca se indica que con la renovación de la gama, y la incorporación del nuevo ForFour, será más fácil la venta. Además incluso se han bajado un poco los precios, para hacer más atractiva esta nueva generación.

Y es que después de las ayudas del gobierno, el ForTwo eléctrico arrancará con un precio apenas 1.650 dólares por encima de la versión gasolina. Un coste que en algunos estados incluso se situará por debajo gracias a las ayudas locales. Algo que para Daimler, debería ser motivo más que de sobra para convencer a los clientes.

Para algunos, este movimiento del fabricante alemán busca convertirse además de un salvavidas a unas ventas que no paran de bajar, también ser usado como experimento para comprobar como funcionará un concesionario donde sólo se vendan coches eléctricos. Y es que la combinación de esta tecnología con la convencional en las exposiciones se ha demostrado ser bastante perjudicial, ya que los encargados de las ventas tienden a empujar a los clientes hacia los sistemas convencionales.

La cuestión es que o Smart opta por abrazar los sistemas eléctricos de forma completa, o corren el riesgo de quebrar simplemente por quedarse sin clientes. Los números están ahí. En 2016 lograron su cifra de matriculaciones más baja hasta el momento, con apenas 6.211 unidades. Y en los cinco primeros meses de este año el descenso ha sido del 20% respecto al pasado año.

Señales más que claras de que o hay un cambio, o Smart desaparecerá de este importante mercado donde la versión gasolina ha llegado a alcanzar las 24.622 unidades vendidas en su mejor año, 2008. Una cifra que en 2016 sólo ha sido superada en el sector de los coches eléctricos en Estados Unidos por el Tesla Model S y el Chevrolet Volt.

Relacionadas | Smart presenta los nuevos ForTwo y ForFour eléctricos. Una decepción por culpa de la batería

Vía | Autonews



Energias renovables

4 Comment responses

  1. Avatar
    June 19, 2017

    Como está el patio. Parece como si se estuviese acelerando la presión del coche eléctrico a todos los niveles. Esto va a explotar. Crecimiento exponencial.

    Reply

  2. Avatar
    June 19, 2017

    Vaya dilema que tienen vender un gasolina caro comparandolo con la competencia o vender el electrico que la casa ha apostado por meterle una mierda de bateria.El dilema estaria resuelto con una bateria de 40.kwh.

    Reply

  3. Avatar
    June 19, 2017

    Se a acorralado ella solita,por no adaptarse con agilidad,aviso a dinosaurios
    Next level

    Reply

  4. Avatar
    June 19, 2017

    El mercado estadounidense no parece el más propicio para los Smart,un minicoche ideal para la ciudad europea. La batería de juguete que lleva no ayuda. Eso si,sería esperanzador que sobrevivieran como marca eléctrica y abrieran camino a las que vendrán.

    Reply

Leave a comment