Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Los fabricantes de baterías pasan de sobreproducción

Los fabricantes de baterías pasan de sobreproducción, a no poder atender la demanda


08

Hace un par de años hemos visto como se ponían en marcha diferentes plantas dedicadas a la fabricación de baterías para coches eléctricos. La cuestión es que la expansión de este tipo de vehículos ha sido mucho más lenta de lo esperado, tanto por sus elevados precios, como por la crisis económica.

Esto ha supuesto que las predicciones de los productores de baterías habían sido superiores a las necesidades reales, lo que ha supuesto algunos cierres o ventas, como la de A123 a un grupo chino. Pero ahora estamos viviendo justo la situación contraria. Esta semana hemos visto como Mitsubishi anunciaba el retraso del lanzamiento del Outlander enchufable en Estados Unidos, por culpa de que la fábrica de baterías no estaba preparada para la demanda que está teniendo este modelo.

 

Otro buen ejemplo nos llega desde Nissan. Podemos recordar los planes de levantar una nueva fábrica de baterías en suelo portugués. Pero la lenta incorporación del LEAF al mercado, desanimó a los japoneses que decidieron centralizar la fabricación en su fábrica de Oppama. Ahora, Nissan ha confirmado que están teniendo justo el problema contrario, a pesar de contar con instalaciones en Estados Unidos y Europa. El resultado es que a pesar de la demanda, Nissan no es capaz de pasar de las 2.000 unidades al mes en norteamérica.

El mejor ejemplo de todo tal vez sea Tesla. Los de Palo Alto han estado presionando a Panasonic para que incremente la fabricación de celdas para su Model S. Son varias las veces que el presidente de Tesla, Elon Musk, ha afirmado que incrementar la producción de la berlina depende única y exclusivamente de las baterías.

A raíz de esto, Panasonic y Tesla han renovado su acuerdo. Según este nuevo contrato, los japoneses se comprometen a fabricar 2 mil millones de celdas de litio durante los próximos cuatro años. Una producción que permita atender la demanda creciente del Model S, así como la del próximo Model X. Pero en 2017 llegará el modelo de acceso, y las necesidades de celdas de litio se multiplicarán por cuatro.

Por lo tanto, puede que las ventas de coches eléctricos parecen pequeñas comparadas con los modelos con motor de combustión, pero podemos ver que no es sólo una cuestión de mercado, es también un problema de suministro que estrangula un segmento que quiere explotar, pero no le dejan.

Sumitomo doblará su producción para atender la fuerte demanda de Tesla
En 2017 Tesla usará más baterías que la industria informática

Compártelo:

Deja un comentario