Comienzan las pruebas de los autobuses eléctricos con recarga por inducción de Bombardier

El fabricante canadiense Bombardier presentó el pasado año un autobús eléctrico, que contaba con la peculiaridad de no necesitar ser enchufado para recargar sus baterías.

El PRIMOVE utiliza un sistema de recarga por inducción. Una tecnología que gana terreno con el paso del tiempo, y que mediante un emisior de alta potencia, permite al autobús completar su recorrido diario sin necesidad de ser conectado a la red físicamente. Un diseño que ha pasado del papel a la calle, con una unidad que está circulando en la localidad alemana  de Braunschweig.

[blocktext align=»left»]El conductor no tendrá que bajar en ningún momento, algo que permite aumentar el confort de los profesionales.[/blocktext]El PRIMOVE se mueve gracias a un sistema eléctrico donde no hay espacio para una gran batería. En su lugar un sistema de recarga ultra rápida que consta de un emisor de 200 kW de potencia. Este se encuentra enterrado bajo la parada, y permite recargar la suficiente energía como para llegar a la siguiente parada y completar los 12 kilómetros de ruta.

Para la empresa de transporte, se trata de una oportunidad única de probar un sistema que permite reducir los costes operativos, al mismo tiempo que se aumenta el confort de los pasajeros. Estos disfrutan de una aceleración más uniforme y con menos vibraciones. A esto se añade que la esperara durante la operación de entrada y salida de pasajeros es más silenciosa, y por supuesto, sin emisiones.

 

Fuente | Bombardier

Vídeo | Youtube

 

Compártelo: