El 12% de los coches eléctricos vendidos en Holanda, emigran a otros países
opel ampera

El 12% de los coches eléctricos vendidos en Holanda, emigran a otros países


opel ampera

Advertisement Advertisement

Holanda se ha convertido en una de las referencias en la adopción de sistemas de transporte sostenible. Además de promover de forma masiva el uso de la bicicleta, el gobierno también ha querido que los que se mueven en coche, lo hagan de una forma lo más económica posible.

Para ello ha puesto en marcha agresivos programas de ayudas, con reducción de los fuertes impuestos que gravan a los vehículos, y ayudas complementarias de 5.000 euros en ciudades como Amsterdam. Esto permite bajar los precios de eléctricos e híbridos enchufables hasta niveles similares a sus equivalentes con motor de combustión.

 

Pero el problema es que estas ayudas han tenido un control algo deficiente, lo que ha provocado que el 12% de los modelos matriculados en 2014 en Holanda hayan acabado en manos de propietarios fuera del país.

Entre los principales importadores están los noruegos, que una vez en el país se benefician de nuevo de la exención de impuestos que los eléctricos disfrutan en este mercado, además de todos los demás privilegios de los eléctricos, como exención de peajes, permiso para moverse por los carriles bus…y mucho más.

Después de Noruega, los principales receptores de coches eléctricos holandeses son Alemania y Rusia. Dos mercados donde o no hay ayudas directas a la compra de estos coches, o no hay oferta de los mismos.

Un problema para el gobierno de Holanda, y un asunto que puede perjudicar de forma importante la imagen de los coches eléctricos en los mercados donde más se está apostando por estos, y que ven como una buena parte de su inversión acaba en manos de propietarios fuera de sus fronteras.

La solución deberían ser normas algo más estrictas para el acceso a unas ayudas fundamentales para el desarrollo del mercado.

Vía | FD


puntos de carga
Compártelo:

Deja un comentario