Se acerca la guerra del litio. Demanda por encima de la producción, nuevos actores, más competencia... | forococheselectricos

Se acerca la guerra del litio. Demanda por encima de la producción, nuevos actores, más competencia…


planta-piloto-carbonato-litio-bolivia-3

En las últimas décadas el mercado de la extracción y refinado del litio ha sido un negocio en manos de tres o cuatro grandes empresas. Grandes dinosaurios que apenas han evolucionado, y que ahora se enfrentan al mayor cambio que ha vivido esta industria en su historia.

La llegada de los coches eléctricos ha provocado un incremento drástico de la demanda de litio. Una producción que ha visto incrementados sus precio de una forma muy importante. Como ejemplo los 13.000 dólares por tonelada pagados en diciembre por el material llegado de China. Más del doble de lo que cotizaba dos meses antes.[blocktext align=»left»]emisionesComparativa de las emisiones de un coche gasolina contra un coche eléctrico. Desde la fabricación hasta el final de su vida útil [/blocktext]

La llegada de nuevos actores amenaza con revolucionar todo el sector. Además de la oferta de los grandes fabricantes, como Renault-Nissan o Tesla, la llegada de nombres como Apple, Google o Faraday Future, hace que el futuro de la demanda de litio sea vista con mucho optimismo, pero al mismo tiempo abra una guerra por controlar la producción de lo que ha sido denominado «la gasolina del siglo XXI».

La apertura de las denominadas gigafábricas de baterías, disparará la demanda de litio. Se estima que para 2020 la demanda se incremente un 150%, con unos coches eléctricos que se estima tendrán una tasa de crecimiento de entre el 20 y el 30% anual. Esto supondrá que para 2021 la cantidad necesaria para atender la demanda llegue al millón de toneladas al año. Una cifra que ahora mismo está muy lejos de la actual capacidad que en 2015 se ha quedado en 202.800 toneladas. (fuente)

Esto abre un nuevo escenario donde el oligopolio de la explotación del litio se tendrá que enfrentar a la llegada de nuevas empresas. Compañías más modernas, capaces de explotar el litio de una forma más eficiente y económica. Una batalla comercial de incierto resultado. Puede suponer un incremento de los precios, en caso de que incluso estas nuevas empresas no sean capaces de ofrecer el litio necesario, o podría traer una bajada por la propia competencia.

planta-piloto-carbonato-litio-bolivia-2

Grandes nombre, como la Australiana Río Tinto, están barajando entrar en este negocio. Una mina que estaría situada en Serbia. Un ejemplo de lo variada que puede ser la localización tan amplia de la explotación del litio. Desde Chile, Argentina, hasta Estados Unidos, China y Europa.

Lo que está claro es que la guerra por situarse en el negocio no ha hecho más que empezar. Por otro lado también se extrae que parece que el menos a corto y medio plazo, habrá negocio para todos. La cuestión es ver quién se hace con el control de la producción de litio a largo plazo.

La otra conclusión es que esto no hay quién lo pare. La demanda de coches eléctricos no hará más que crecer en los próximos años, arrastrando a la industria de la extracción y refinado de litio.

Relacionadas | El suministro de litio, un problema para Tesla

Vía | Oilprice

Compártelo:

23 comentarios en «Se acerca la guerra del litio. Demanda por encima de la producción, nuevos actores, más competencia…»

    • Las baterias de grapheno solo usan este para estabilizar el catodo, asi evitan las formacion de dentritas, evitan que el catodo se deteriore tan rapidamente haciendolas mas resistentes y con mejores cualidades mecanicas y electricas.

      Responder
    • Y dale. El grapheno sirve para estabilizar la batería. No elimina el Litio.

      Para almacenar energía, una batería necesita un oxidante (azufre, oxígeno,….) y un reductor (Litio, Sodio, Plomo, Hidrógeno, …), y el grapheno no sustituye a NINGUNO de los dos.

      Lo que pasa es que algunos pares oxidante – reductor, tienen densidades de energía muy altos, pero son terriblemente inestables. Por ejemplo, las baterías de Litio – Azufre tendrían densidades de más de 2,5 Kwh/ kg, pero no se pueden usar porque se sulfatan en poquísimos ciclos. También el Litio – Oxígeno da buenas cifras, pero tiene el mismo problema: el oxigeno corroe todo en pocos ciclos y ya no funciona.

      Y aquí es donde podría entrar el grapheno. El grapheno puede servir como barrera que deja fluir a los electrones y los iones de litio, pero no a los de azufre evitando que la batería se sulfate.

      Responder
  1. Normal. Pasó también en la fotovoltaica. Hasta que el mercado no vio clara la progresión, se dieron cuellos de botella y «trompicones». E incluso cuando lo ven claro, suelen ocurrir ciertos excesos y correcciones.

    Afortunadamente el porcentaje del litio es un asunto relativo. Duplicando el precio no se duplica el coste de la batería, y sin embargo dispara la cantidad de productores.
    Habrá un poco de tiempo de precios altos, por cuello de botella, y luego una fuerte corrección a la baja.
    Suele pasar con mercados incipientes.

    Responder
    • +1, aunque se les llame baterias de Li-ion, el litio no es el principal componente en volumen ni en costes. El cobalto es más crítico, entre otras materias primas.

      Responder
  2. Entre una nueva burbuja especulativa o un motivo para que les mercados de commodities, y bolsas en general, encuentren una razón donde colocar el un dinero y haya «rush» que genere expectativas positivas para la industria productiva, me quedo con lo segundo. Pero vivimos en una época esquizofrénica…

    Responder
  3. Todo petróleo tiene su fracking.

    Y en este caso no es ni comparable, además se está al principio, las cantidades a utilizar son mucho menores, son reutilizables, y hay reservas de Li en muchos sitios.

    Responder
  4. lo malo de todo esto es que a mas demanda mas caro es todo. Asi que el litio se encarecera y aunque no represente la mayor parte de la composiocion de la bateria, si que afectara negativamente al precio de estas.

    Responder
    • No necesariamente. Cuando un recurso aún no se ha explotado mucho, las técnicas aún están por mejorar bastante. Para mejorarlas, hay que invertir en investigación.
      La investigación suele ser un porcentaje de los beneficios, que a la vez es un porcentaje del mercado.
      Si el mercado de litio moviera en el rango de diezmil millones de dólares, por decir algo, a lo mejor, de todo eso, 3 millones pueden dedicarse a I+D.
      Cuando las reservas al precio antiguo se acaban, se sube el precio. Pero cuando el recurso en su totalidad aún está apenas explotado, las nuevas reservas a mayor precio, son muchísimo más grandes que las explotadas a mejor precio. Asi que las nuevas reservas, si no ahogan a su mercado por su alto precio, pueden mover diez veces lo de antes, lo que multiplica igualmente diez veces el I+D.
      Dichos avances, pueden acabar resultado en una reducción ¡igual o mayor de precio! que el diferencial que abrió el mercado.
      Así que el precio, en lugar de subir, incluso puede bajar.

      No tiene porqué ser así. Es posible que el I+D no de esos frutos, lo cual se vuelve probable a medida que la tecnología madura. Pero no es algo que se pueda descartar.

      Responder
  5. El litio de las baterías es reciclable. A día de hoy, con la abundancia de litio, no sale rentable hacerlo, pero también habrá mejoras a este respecto y lo será.

    Responder
  6. Cuando habláis de la demanda o la necesidad de la industria sobre la «guerra por el Lito», os olvidáis de las posibilidades en el uso, interviniendo otros factores de la introducción y o mejoras de otros productos como el Grafeno; no pienso que la guerra de los productos estén marcados por el precio, sino mayor mente por la posibilidad en el desarrollo, menos peso, mayor rendimiento, el control en la volatilidad, la velocidad en la recarga y el deterioro en este proceso, la rapidez en la recarga y lo que es aún mayor es la autonomía donde se le aplique… Por hay irán los tiros, los cuales no se disparan con armas en donde las guerras han echo mucho daño en la era anterior, donde el combustible fósil tan en evidencia como ser humano nos ha dejado, el sentido común debe de prevalecer en la nueva era de la movilidad sostenible.

    Responder

Deja un comentario