El dueño de un Audi S3 prueba durante 24 horas un Tesla Model 3 y los compara (Vídeo)

Mientras la producción del Tesla Model 3 sigue escalando, las pruebas de numerosos usuarios comienzan a inundar las redes según van recibiendo con cuentagotas sus vehículos. El caso que nos ocupa hoy no es exactamente ese, pues el autor del vídeo que encontraréis al final del artículo no ha comprado un Model 3, sino que lo ha alquilado.

La prueba del coche dura 24 horas, y si bien el vídeo está muy condensado, el autor hace un repaso de todos los detalles importantes, desde los ajustes de la carrocería y la calidad del interior hasta las prestaciones y el comportamiento, pasando por el equipamiento y características más mundanas como la visibilidad.

Esta prueba tiene especial interés porque la persona que la realiza es el actual dueño de un Audi S3, una variante deportiva del conocido compacto Audi A3 situada por debajo del salvaje RS3. Con 310 cv y tracción permanente Quattro, el S3 es un cohete que poco tiene que envidiar al Model 3 a nivel de prestaciones (el Tesla cuenta con 270 cv y tracción trasera).

¿Qué tal se desenvuelve el eléctrico frente al prestacional compacto alemán?

Para empezar, hay que hacer hincapié en el repaso que realiza el usuario respecto a la calidad constructiva del coche: los paneles de la carrocería de su unidad están perfectamente ensamblados, mientras que el interior muestra unos buenos ajustes. Además, destaca que los materiales se «sienten premium». Teniendo en cuenta que posee un S3 y que Audi fabrica los interiores de mayor calidad del mercado, con ajustes y materiales por encima de los de BMW y los de Mercedes-Benz, esto es todo un halago.

En lo referente a la dinámica, define al Model 3 como una flecha, pues se muestra muy ágil. El coche sigue al milímetro las exigencias del conductor, todo ello sin perder confor. Por lo tanto, podemos extraer la conclusión de que Tesla ha llevado a cabo un gran trabajo en la puesta a punto del chasis.

Por otro lado, habla muy bien de la pantalla central. En su Audi, tiene que controlar la pantalla escamoteable (no táctil) con un mando ubicado en la consola central, mientras que los botones de la radio y del climatizador también se encuentran en zonas bajas. Por lo tanto, no cree que la pantalla sea incómoda o provoque una mayor distracción. Además, la interfaz es intuitiva y no hace falta leer el manual para controlarla, y la ausencia de instrumentación mejora la visibilidad hacia delante.

Relacionados

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame