Hyunday Hyunday
Un grupo de investigadores crea un motor eléctrico con una impresora 3D | forococheselectricos

Un grupo de investigadores crea un motor eléctrico con una impresora 3D


Advertisement Advertisement

Ayer os hablábamos de un interesante proyecto que nos propone la fabricación de un coche eléctrico usando una impresora 3D. Una alternativa con un enorme potencial que permite crear un coche en 3 días, y además con un coste muy asequible. Apenas 8.500 euros. Pero entre las dudas estaba que hacer el cuerpo no tendría mayores dificultades. La pregunta es qué pasará con elementos como las baterías, y los motores.

La respuesta nos llega desde Alemania. allí un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Chemnitz, han desarrollado un proceso capaz de fabricar un motor eléctrico utilizando una impresora 3D.

De momento no podemos hablar de un proceso 100% impreso, ya que el equipo ha combinado materiales ya fabricados, como hierro, cobre y cerámica, con otros realizados con la propia impresora. Estos han usado pastas metálicas y cerámicas, que se estratifican mediante un proceso de extrusión y luego se sinterizan para poder ser usados en el ensamblado del motor. Una bobina impresa que ya en las primeras pruebas realizadas el pasado año podía soportar temperaturas de más de 300°.

El equipo de desarrollo ha comentado que los componentes más importantes que dan forma al motor han sido fabricados usando la impresión 3D, y se han completado en un solo proceso. Esto incluye desde los conductores eléctricos, fabricados con cobre, el hierro o las aleaciones que contienen hierro, que causan la formación y alineación de los campos magnéticos, el aislamiento eléctrico de la cerámica, que aísla los conductores entre sí.

Además de la mayor resistencia a la temperatura, el material de aislamiento cerámico también tiene una conductividad térmica más alta. Como resultado, la pérdida de calor generada se puede eliminar más rápido. De esta forma, los científicos alcanzan otro objetivo importante de su trabajo: aumentar la densidad de potencia de los motores eléctricos.

Según el Profesor Ralf Werner, titular de la cátedra «El objetivo de aproximadamente dos años y medio de trabajo ha sido cambiar significativamente el límite de la temperatura operativa de las máquinas eléctricas. Hemos logrado esto al reemplazar los materiales de aislamiento convencionales basados ​​en polímeros por cerámicas especiales. Además de la mayor resistencia a la temperatura, el material de aislamiento cerámico también tiene una conductividad térmica más alta. Pero también se puede aumentar la densidad de potencia

Ahora el objetivo es madurar todavía más este formato, y lograr mejorar la eficiencia y velocidad del proceso, al mismo tiempo que se buscan fórmulas para incrementar el número de materiales que puedan ser impresos. Algo para lo que buscarán trabajar con empresas del sector, como la también alemana ViscoTec, para lograr poner en marcha aplicaciones industriales a corto plazo.

Vía | Tu-chemnitz



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

9 comentarios en “Un grupo de investigadores crea un motor eléctrico con una impresora 3D”

  1. Allí, en aquel rincón, asomado por el ventanuco, el pequeño artesano observaba los colores que pintaban el cielo en el ocaso de reinado del motor. Comprendía que se avecinaban aires de cambio, el rey motor perdía su papel protagonista, y apenas comenzaba la era del dominio del rey batería.
    En su interior sólo esperaba no cambiar a un rey tirano por otro…

    Responder
  2. Sin ánimo de querer pontificar desde la ignorancia (está claro que la investigación va mucho más rápido y por derroteros más interesantes de lo que puedo saber), creo que en los próximos años vamos a ver un gran cambio en métodos y materiales de producción industriales. Y lo que ello va a conllevar, con el abaratamiento y la flexibilización de ambas cosas, es el establecimiento de compañías de muy distinta magnitud, de ámbitos locales o regionales muchas de ellas, y una extraordinaria variedad de tipos y modelos de vehículos, con personalizaciones prácticamente a la carta. De alguna manera se vuelve a una etapa de experimentación práctica que recuerda a los tiempos después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los desarrollos técnicos generados para la contienda dieron nuevas capacidades y nuevo impulso a la producción industrial.

    En resumen: preparémonos para que, tras la fiebre de restyling unificador que se ha dado a lo largo de todo el siglo XXI en la industria automovilística, empiecen a surgir por doquier pequeñas compañías con diseños y propuestas aparentemente fuera del mercado, pero en realidad dirigidas a subnichos que no ven sus necesidades adecuadamente satisfechas con un coche convencional. Entre quienes me cuento.

    Saludos.

    Responder
  3. Energético parece que se corta de seguir opinando de lo que no sabe. Quizá, al fin y al cabo, este foro le esté sirviendo de algo.

    Responder

Deja un comentario