¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

¿Es técnicamente posible que Hyundai monte la batería de 64 kWh del Kona Eléctrico en el IONIQ Eléctrico?

Hace unos días, nos preguntábamos si Hyundai se atrevería a montar en el IONIQ Eléctrico las nuevas baterías de 39,2 kWh y 64 kWh estrenadas recientemente en el Kona Eléctrico y que también equipará el nuevo KIA Niro EV. Recordemos que hasta ahora el IONIQ Eléctrico se ha vendido con un pack de 28 kWh de capacidad de origen LG Chem, compañía que también suministra las baterías del Kona.

A pesar de la poca capacidad de sus baterías, el IONIQ cuenta con un conjunto propulsor extremadamente eficiente, lo que unido a una trabajada aerodinámica le da una autonomía en condiciones reales equivalente a la de coches dotados de packs más grandes: bajo el ciclo de homologación WLTP consigue 204 km, mientras que bajo el ciclo americano EPA (más realista) llega a 200 km.

Las diferencias con el Kona Eléctrico y el Niro EV son evidentes: el IONIQ Eléctrico monta un pack de 28 kWh refrigerado por aire situado bajo los asientos traseros y el maletero, así como con un motor de 121 cv; mientras que los SUV cuentan con dos opciones: un pack de 39,2 kWh en combinación con un motor de 136 cv, o un pack de 64 kWh con un motor de 204 cv. En ambos casos, las baterías están situadas en los bajos y van refrigeradas por líquido.

A pesar de la mayor potencia exhibida, el Kona Eléctrico mantiene una alta eficiencia: en diversas pruebas, el modelo ha sido capaz de superar la autonomía homologada, incluso a velocidades de autopista. Esto nos hace pensar que el conjunto mecánico del Kona Eléctrico en una carrocería más aerodinámica como la del IONIQ podría conseguir cotas de eficiencia realmente llamativas. Pero, ¿es técnicamente posible?

El Hyundai IONIQ y el KIA Niro comparten plataforma y todo el conjunto mecánico en sus versiones híbrida e híbrida enchufable. Sin embargo, esto no es así en las versiones eléctricas, pues el Niro ve modificada su plataforma al añadirse una cuna plana en los bajos para poder albergar las baterías, mientras que el IONIQ hace uso del espacio libre bajo los asientos traseros y quita espacio al maletero (lo que tiene como consecuencia la pérdida de la suspensión trasera multibrazo de las versiones híbridas en favor de una más sencilla barra de torsión).

Al compartir plataforma, podría ser posible adaptar la cuna del Niro a los bajos del IONIQ, lo que además permitiría recuperar la suspensión multibrazo y aumentar la capacidad del maletero de 350 litros a 443 litros. Sin embargo, no está claro que las baterías pudieran caber en el modelo de Hyundai, pues es 8 cm más bajo que el SUV de KIA (1,45 metros contra 1,53 metros). Por otro lado, cabe la posibilidad de que estos centímetros sólo se dejen notar en el espacio interior, teniendo ambos vehículos el mismo espacio para las baterías.

¿Modificará Hyundai el IONIQ Eléctrico para que pueda albergar las baterías del Kona y del Niro? Sobre el papel, parece posible, sin embargo, la decisión final problablemente dependa de una cuestión de costes. Además, también hay que recordar que LG Chem está dando un suministro de baterías muy limitado a la marca coreana.

El Kona Eléctrico homologa 300 km WLTP en su versión de 39,2 kWh, mientras que llega a los 482 km WLTP (402 km EPA) en la de 64 kWh. El YouTuber noruego Bjorn Nyland consiguió una autonomía real de 510 km a 93 km/h por autopista con el aire acondicionado conectado, lo que nos hace preguntarnos, ¿qué sería capaz de hacer el IONIQ con estas baterías?

A partir de 70 km/h, importa más la aerodinámica que el peso para conseguir reducir consumos. El IONIQ tiene un coeficiente aerodinámico de apenas 0,24, por lo que su eficiencia a alta velocidad está asegurada. ¿Qué autonomía podría ser capaz de conseguir el modelo en condiciones reales con el motor de 204 cv y la batería de 64 kWh del Kona?

Haciendo un cálculo rápido, podemos ver que frente a los 402 km EPA del Kona, el IONIQ se iría a 457 km. Una autonomía que, siguiendo lo visto en el Kona, podría llegar a más de 500 km a 100 km/h gracias a su eficiencia y aerodinámica. Es decir, el IONIQ Eléctrico entraría de lleno en terreno del Tesla Model 3 Long Range, costando bastante menos (el Kona Eléctrico de 64 kWh parte de 36.300 euros antes de ayudas en nuestro mercado).

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame