Japón comienza a concienciarse de que el coche eléctrico es inevitable, y que traerá grandes cambios a nivel industrial | forococheselectricos

Japón comienza a concienciarse de que el coche eléctrico es inevitable, y que traerá grandes cambios a nivel industrial


El ascenso del coche eléctrico traerá una realidad imposible de disimular. Estos contarán con sistemas más sencillos, con menos piezas, lo que tendrá un inevitable impacto en un modelo industrial del motor de combustión, que ha creado un gigantesco sistema de suministradores que se encargan de entregar las miles de piezas a las marcas. Algo que en países como Japón ya están empezando a asimilar que supondrá un duro impacto al mercado la laboral de una de sus principales industrias.

Advertisement Advertisement

El canal Bloomberg visitó recientemente a un grupo de empresas que se dedican a fabricar piezas para marcas como Toyota. Entre los responsables de las mismas hay preocupación por la evolución de un mercado que cada vez solicita menos componentes.

Una industria que apenas ha cambiado en décadas, tal como han podido comprobar los periodistas que han podido ver las factorías desde dentro, y donde han podido ver como las piezas se fabrican utilizando maquinaria adquirida en 1971. Por lo tanto hablamos de fábricas cuyo equipamiento está a punto de cumplir en muchos casos 50 años.

El principal problema para estas factorías es que a pesar de que Japón se ha autoimpuesto un objetivo poco ambicioso, dejar de producir coches convencionales en 2050, otros mercados están afrontando este cambio mucho más rápido. Como China, que en 2025 quiere que 1 de cada 5 coches que se vendan sean eléctricos. Y así otros muchos estados a donde los japoneses exportan sus vehículos y que en pocos años quieren contar con una amplia presencia de eléctricos.

Esto será un problema para regiones fuertemente ligadas al motor de combustión como la prefectura de Aichi, donde se encuentran Toyota y cientos de proveedores. Una red de empresas que están viendo como cada día se venden más vehículos que no requieren piezas como bujías, pistones, árboles de levas, bombas de combustible, inyectores y convertidores catalíticos. Una amenaza para una buena parte de los 310,000 trabajadores que la industria del automóvil emplea sólo en Aichi. Algo que supondrá una reconversión dolorosa que acarreará pérdidas de empleo.

Pero lo peor para estas empresas está todavía por llegar. Hasta ahora su gran cliente, Toyota, había cerrado las puertas al coche eléctrico, centrando sus esfuerzos en otras alternativas como los coches a hidrógeno. Una opción de electrificar el transporte con unos vehículos que continúan demandando una importante cantidad de piezas. Una forma desesperada de mantener los puestos de trabajo.

El problema es que apenas se venden coches a hidrógeno. Es por eso que la propia Toyota ha confirmado que en 2020 arrancará su programa de coches eléctricos a batería, que contará en los años sucesivos con hasta 10 propuestas diferentes. Algo que incluye una fuerte inversión en tecnologías como las baterías con electrolito sólido, que amenaza con revolucionar el sector.

Esto provocará que las empresas suministradores tengan que luchar por un pastel cada vez más pequeño. Una batalla por desarrollar alternativas que permitan a los ganadores continuar en la lucha como en todas las tecnologías. Una cuestión de evolución o de muerte.

Renovarse o morir

Pero algunas empresas ya han empezado a ver negocio donde otros ven desgracias. Tetsuya Kimura es un ex-empleado de Toyota, que ahora trabaja en una de las empresas suministradoras del fabricante nipón. Este ha visto que la producción de componentes no ha dejado de reducirse en los últimos años. Algo que le ha llevado a buscar una alternativa, y esta ha sido la creación de una consultora que ayuda a otros fabricantes, japoneses o de fuera, a adaptarse a las nuevas tecnologías.

iSmart Technologies es un mundo diferente. Aunque comparte espacio con la veterana empresa de producción de componentes, ocupa un edificio propio. Un espacio moderno y futurista donde apenas una docena de empleados trabajan en un ambiente más parecido al de las starups de Silicon Valley.

El objetivo de Kimura es lograr que la consultora tenga tantos ingresos como la empresa de suministros. Una forma de diversificar riesgos y asegurarse un futuro en la era post-motor de combustión. Un ejemplo a seguir por otras compañías que ven con pesimismo un futuro cada vez más eléctrico.

Y es que la cosa pinta muy mal para los que no se adapten. Según los analistas alemanes del Instituto Fraunhofer de Ingeniería Industrial, sólo con un 25% de cuota de mercado el coche eléctrico supondrá una pérdida de un 9% de los empleos actuales en Alemania. Y eso incluyendo los nuevos puestos que los eléctricos podría crear.

Otros hacen un paralelismo con lo sufrido por la industria del reloj de Suiza en los años 70 y 80 con la irrupción de los modelos electrónicos. Una dura reconversión y adaptación en nuevos nichos de mercado.

Y es que el coche eléctrico supondrá menos piezas, pero también traerá nuevas oportunidades, como el desarrollo del software que controla sus sistemas, tanto motor, como climatización, gestión de la batería. Pero además puede crearse una economía de las actualizaciones, aplicaciones, así como el negocio de la recarga, que hasta ahora ha sido renegado por parte de todas las marcas escudándose en lo de que «fabricamos coches, no puntos de recarga» y que puede ser un apartado muy interesante para añadirlo en el futuro a su oferta comercial.

Vía | Bloomberg


puntos de carga
Compártelo:

14 comentarios en “Japón comienza a concienciarse de que el coche eléctrico es inevitable, y que traerá grandes cambios a nivel industrial”

  1. Hace unas semanas en una «visita» para comprar aceite, filtros … me plantee, ¿que van a hacer todos estos fabricantes de piezas que dentro de una década no van a vender practicamente nada de lo que hay en esta tienda?

    Los que sepan adaptarse pues seguiran y los que no pues cerraran (esto ha pasado así a lo largo de la historia, metal, puede a piedra, … coche puede a caballo… VE puede a térmico).

    En lugar de pedir dinero público, deberían empezar a ver cual es el negocio futuro, y reconvertirse en suministradores de piezas de VE, puntos de recarga, coches autonomos… si no lo van a pasar francamente mal.

    En España tenemos otro ejemplo; El Carbón, este año la UE dijo que se acabarian las ayudas al carbón que no fuera rentable sin ayudas, y que es lo que han hecho las zonas mineras o los industriales de estas,… pues intentar presionar a los políticos con huelgas, con votos, con lobby… todo para intentar ¿que?, mantener a menos de 3000 mineros que perciben prestaciones de entre 1.700 euros y 2.500 euros, y empresarios que se han embolsado más de 800 millones de subvenciones, y encima «pierden» millones de toneladas de la reserva estratégica, con el peregrino argumento de que se los ha llevado la lluvia (de risa).

    Estas zonas con gobiernos pro-activos, se podrían haber reconvertido en centrales de biomasa, (por ejemplo), pero políticos y empresarios se estaban llenando los bolsillos con la ruina de las regiones, como para mirar por el futuro de estas, y ahora vienen los llantos.

    Ejemplos hay muchos y solo esl que se adapta sobrevive, y el que no malvive.

    Responder
  2. Eso de renovarse o morir me parece que en algunos sectores sera morir o morir, el servicio de renting morirá y se convertira en sharing autonomo de cada marca, muchas empresas de suministros moriran ya que el coche electrico tiene un 90% de piezas menos que uno de combustion, los taxistas y los repartidores morira……iran al paro xd…. El coche electrico y autonomo cambiaran nuestra vidas para siempre y no muy a largo plazo, en diez años o menos conseguiran baterias de 1000km asequibles y perfeccionaran la conduccion autonoma, y el que no lo quiera ver pues mal va.

    Responder
  3. Si facilitaran las conversiones se crearía mucho empleo (suministros, talleres, etc…) y talento local, pero en España hay que matar al pequeño para que el grande esté bien comodo.

    Responder
  4. Por no Hablar de los Talleres, que no solo cuestion de reconversion, que lo es, si no, que sobraran la mitad de ellos, y los consiguientes mecanicos que veran mas dificil su colocacion. Es una nueva revolucion que tendra una dura adaptation. Y los taxis quejandose !!!!! Lo siento, no saben lo que les viene, sus licencias no tendran ningun valor.

    Responder
    • el 90% de las averias de los tesla se pueden reparar en casa a lo ikea, e incluso hay motos que te vienen en un paquete y tu te las montas. A un amigo que tiene un taller ya se lo he dicho, vete haciendo un curso de electronica, baterias motores electricos que te veo en 10 años en bancarota.

      Responder
  5. «un 25% de cuota de mercado el coche eléctrico supondrá una pérdida de un 9% de los empleos actuales en Alemania. Y eso incluyendo los nuevos puestos que los eléctricos podría crear.»

    Ni de coña. Esos números no son así.

    Si se alcanza un 25 % de cuota de mercado de coches eléctricos, ese récord dura 2 días. Al tercer día esa cuota pasa al 30 % al cuarto al 40 %, al quinto al 60 %…etc., no porque se vendieran más coches eléctricos, sino porque se dejarían de vender los térmicos. Nadie se gastaría tanto dinero de su presupuesto para comprar un térmico viendo tanto eléctrico y sabiendo lo cerca que está el fin del térmico. Esperaría hasta tener su eléctrico.

    Llegado el momento de una cuota entre el 10% y el 15% de ventas de eléctricos, las ventas de térmicos caen a plomo, por lo que la pérdida de puestos de trabajo, el impacto para las empresas no preparadas y para la economía de la zona, sería brutal.

    Responder
  6. Ya hemos visto con la caída del diesel vendido como puede cambiar todo en un corto periodo, con el eléctrico pasará lo mismo, el día q pueda ir a una tienda y pillar un modelo 3 a 35-40k euros, y me lo den en un mes, BMW ya puede ir cerrando, el boca a boca acabará con ellos

    Responder
  7. Renovarse.

    Pero la irrupción de este mercado no significa la desaparición del otro, sino una disminución de un sitio y un repunte de otro, yo aconsejaría a estas empresas con lo ganado con sus maquinarias del 1971 que abrieran nuevas lineas de negocio para no depender de uno solo.

    Pero el coche eléctrico puede ser una nueva línea de negocio en sistemas que mejoran, software, cableado, impresión en placas, incluso los revestimientos de los conectores, mejores cargadores, otros materiales en el cargador, sistemas de inducción … creo que lo que hay que hacer es reconvertirte antes de que te pille el toro.

    Responder
  8. Pues la gente en vez de tener jornadas laborales de 8 horas las tendrá de 6…. Y podrá entre otras cosas criar a los hijos

    Responder
      • Cuando se pasó de 48 horas semanales a 40 horas, se cobró lo mismo. No sé porqué hay ahora tanto interés en bajar más aún los sueldos, ya los hay de miseria de 800 euros, ¿qué quereís los empresarios esclavos por comida y alojamiento?.

        Responder
  9. Cómo todo cambio inevitable en la industria siempre habrá detractores y favorecedores del cambio y los que antes se adapten serán los que triunfen

    Responder
  10. Es una gran pregunta, Quien esta primero??? El fabricante montando su fabrica 100% robotizada y dependiendo de la inteligencia artificial para gerenciar todo y cada uno de los departamentos necesarios hoy en día para producir algo, cualquier cosa que sea fabricado, para tener una oportunidad en un nuevo mundo economico, O personas con sueldos y trabajos estables, con buenas rentas y estabilidad laboral, capaces de consumir por ahorro o acceso a financiamiento, listas a consumir un enorme mundo de articulos manufacturados por la maquinaria económica mundial, pero hoy con un futuro incierto, Quien va primero el huevo o la gallina.

    Responder

Deja un comentario