¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Toyota MR2 podría regresar bajo la forma de un pequeño deportivo 100% eléctrico

En los años 90, la gama deportiva de Toyota estaba sustentada por tres modelos: el pequeño descapotable de motor central MR2, el coupe de tracción delantera Celica, y el buque insignia Supra. Con el GT86 como sucesor espiritual del Celica y el nuevo Supra basado en el BMW Z4 a la vuelta de la esquina, a Toyota sólo le falta un nuevo MR2 para recuperar su otora espléndida gama deportiva.

La marca japonesa ya confirmó en su momento que tenían la intención de relanzar el MR2 como una suerte de rival para el exitoso Mazda MX-5, que es actualmente el deportivo más vendido del mundo junto con el famoso Ford Mustang. Sin embargo, hasta el momento no se tenían demasiados datos acerca del nuevo deportivo de acceso nipón.

Durante el pasado Salón del Automóvil de París, el vicepresidente europeo de ventas y marketing de Toyota, Matt Harrison, declaró que la compañía se encuentra en la «etapa de discusión» acerca del nuevo modelo, poniendo sobre la mesa diferentes tipos de configuraciones y planteamientos para el que será el tercer hermano de la nueva gama deportiva del fabricante.

Por un lado, podrían repetir la fórmula de los GT86 y Supra y aliarse con otra empresa para compartir los gastos de desarrollo: el GT86 también se vende como Subaru BRZ, mientras que el Supra y el nuevo BMW Z4 compartirán plataforma, mecánicas e incluso numerosas piezas del interior. Así, los japoneses podrían buscar a un aliado que esté interesado en el lanzamiento de un pequeño deportivo de motor central.

También se están planteando crear ellos mismos la plataforma desde cero y dotarlo de una mecánica híbrida, si bien la opción que más interesante nos parece es la de desarrollarlo como un modelo 100% eléctrico. En caso de que Toyota se decida por seguir esta última senda, estaríamos hablando de un pequeño deportivo descapotable 100% eléctrico de precio relativamente asequible, lo que lo convertiría en un vehículo único en el mercado.

Esta decisión le daría al coche la ventaja de poder aprovechar la nueva plataforma modular TNGA de Toyota, adaptada a configuraciones 100% eléctricas. Gracias a un tamaño compacto y a un peso ligero, el modelo podría conseguir una autonomía relativamente elevada, y su mecánica eléctrica lo diferenciaría del GT86, el actual deportivo «asequible» de la marca.

A pesar de todo, hasta la primera mitad de la década de 2020 es probable que no veamos este coche en el mercado, si bien Toyota parece decidida a lanzarlo. ¿Se decidirán finalmente por la configuración totalmente eléctrica?

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame