¿Supondrán las nuevas normativas de movilidad en las ciudades europeas una segunda oportunidad para los micro-coches eléctricos? | forococheselectricos

¿Supondrán las nuevas normativas de movilidad en las ciudades europeas una segunda oportunidad para los micro-coches eléctricos?


Ayer, el Ayuntamiento de Madrid aprobó la nueva Ordenanza de Movilidad de la ciudad, según la cual, la velocidad se verá reducida en el 85% de las calles de la capital a 30 km/h, haciendo además que vehículos como las bicicletas o los patinetes eléctricos ganen más protagonismo. Un camino similar al que están siguiendo la mayoría de las urbes europeas, que poco a poco van haciendo hueco en sus calles a las nuevas formas de movilidad.

En este contexto, es interesante repasar las diferentes opciones de transporte alternativo que tienen disponibles los ciudadanos: el clásico transporte público (tren, metro, autobús, o incluso tranvía en algunas ciudades), servicios de transporte privado (Uber, Cabify), taxis, carsharing (Car2go, Emov, ZITY…), motosharing (eCooltra), coches y motos eléctricos, bicicletas, patinetes eléctricos…

Hace unos años, Renault propuso una opción alternativa a todos los medios de transporte anteriormente mencionados con su pequeño Twizy, un micro-coche 100% eléctrico. El Twizy es un interesante paso intermedio entre una moto y un coche, siendo muy ágil en el tráfico urbano y fácil de aparcar, pero a la vez estable y con un techo para aislarse de las inclemencias meteorológicas.

Volkswagen Nils

Cuando el Twizy fue presentado, numerosas marcas presentaron prototipos de corte similar a la expectativa de ver si el pequeño Renault triunfaba: Volkswagen Nils, Audi Urban, Opel RAK-e, PSA VELV, Toyota i-ROAD y COMS… Sin embargo, finalmente el Twizy no terminó de despegar, y el resto de fabricantes congelaron sus proyectos. Los motivos detrás del escaso éxito del Twizy son variados, desde un elevado precio de adquisición hasta la ausencia de un habitáculo cerrado que permita a los conductores resguardarse del frío.

Desde un punto de vista actual, podríamos decir que Renault y su hermana Nissan fueron demasiado optimistas respecto a la expansión e implantación del coche eléctrico. Sin ir más lejos, cuando fue presentada la gama Z.E. de Renault en 2011, Carlos Ghosn afirmó que la Alianza alcanzaría la cifra de 1,5 millones de coches eléctricos vendidos para 2016. Unos números que finalmente han quedado muy lejos de poder cumplirse.

PSA VELV

Algo similar ocurrió con el Twizy, que llegó al mercado en un momento en el que la implantación del coche eléctrico todavía estaba muy poco avanzada y el modelo de movilidad de las ciudades seguía siendo a grandes rasgos «el de toda la vida». Sin embargo, la llegada de nuevas formas de transporte (carsharing, patinetes y bicicletas eléctricos…) y las cada vez más estrictas restricciones podrían ser una oportunidad para que otros fabricantes lanzaran sus propios micro-coches eléctricos enfocados a la movilidad urbana.

En China actualmente este tipo de vehículos (conocidos allí como LSEV) están gozando de un éxito arrollador, pues sólo en 2017 se vendieron 1,75 millones de coches LSEV en el país. Una cifra mucho más elevada que la conseguida por los coches eléctricos «estándar». ¿La clave? Unas prestaciones más que suficientes para ciudad, un tamaño reducido, y un precio de adquisición bajo.

Compártelo:

9 comentarios en «¿Supondrán las nuevas normativas de movilidad en las ciudades europeas una segunda oportunidad para los micro-coches eléctricos?»

  1. Si me ponen un Twizy con la puerta cerrada de verdad, no con un plástico cutroso, lo compraría.
    No les cuesta nada poner cristal en la parte superior e inferior de la puerta. Es lo único que tira para atrás en este micro coche. Que cueste 5.000€ bueno… sin más.

    Responder
  2. Lo que limita en este caso la expansión de este tipo de vehículos es el precio, hasta que no haya una empresa que haga economía de escala para fabricarlos no se alcanzará los precios que el público demanda, porque está claro que demanda existe.

    Responder
  3. La movilidad tiene muchas derivadas, pero los eléctricos son imparables.
    Si xiaomi se decide a hacer un twizy por 5000$ con baterías y 80 km/h, va a ser impresionante

    Responder
  4. Yo he tenido un twizy durante dos años. Era el tercer coche de casa y le he hecho 20000 km. Cada vez lo usaba más, incluso ya iba con él al trabajo ( 60 km d autovía ida y vuelta) , cosa para la cual NO se compró. Pero tiene muchas pegas. Es incómodo, una suspensión terrible, te entra aire por todo con esas » ventanas» que vende renault ( 375 euros, un ROBO), pero en muy divertido de conducir, pasa por todo y aparcas siempre en la puerta. EL precio otro atraco y si alquilas la batería francamente es muy caro, yo la acabé comprando porque no me bastaban los kilómetros contratados y si pasaba de tramo, me salía más barato sacar mi kangoo. Finalmente lo he cambiado por un smart EV de segunda mano, el cambio es enorme. Es una pena que renault haya abandonado al twizy y debería costar como máximo 7000 euros con la batería.

    Responder
  5. Para que triunfe el Twizy la fórmula es muy sencilla:
    – Precio 6000€
    – Autonomía 120 kms WLPT
    – Velocidad máxima 100 km/h
    – Batería en propiedad
    – Puertas de verdad con cristales y cerradura
    – Habitáculo con ventilador frío/calor (no aire acondicionado).

    ¿Tan complicado es?

    NO, básicamente a Renault no le da la gana vender este coche a ese precio ya que dejarían de vender muchos Clios, Dacias, Capturs, etc.

    Responder
    • Joe macho cómo te gusta jugar a ser CEO de gran fabricante… no sé qué haces que con tu visión para los negocios estás por aquí por un foro.

      Si yo ahora te recuerdo que el Smart cuesta 35.000 pavos te peta la cabeza, ¿eh?

      Responder
    • Yo estoy de acuerdo , por 6000 euros y equipado como dices venderían muchos. A mí la batería me costó 2300 euros, estaba al 99% de su capacidad con 6 años.

      Responder

Deja un comentario