¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Porsche planea aumentar los beneficios con la venta de coches eléctricos en 6.000 millones de euros en ocho años

La firma alemana Porsche tiene planes ambiciosos para mejorar la rentabilidad de sus modelos eléctricos, ya que según diferentes expertos, la compañía invierte mucho más en el desarrollo de vehículos eléctricos que en los de combustión. Por ello, Porsche pretende racionalizar las diferentes operaciones que intervienen en el desarrollo de su nueva cartera de eléctricos hasta aumentar el beneficio con la venta de los mismos hasta los 6.000 millones de euros en un periodo de 8 años.

El objetivo del fabricante es el de aumentar las ganancias netas antes de intereses e impuestos en unos 750 millones de euros anuales durante el periodo 2018-2025. Para ello, está elaborando una serie de actuaciones para aumentar la eficiencia de todo el proceso, reduciendo los costes de desarrollo y fabricación y aumentando los ingresos a base de añadir nuevos negocios a la compañía, como las ofertas digitales, tal y como afirmó gente vinculada a la compañía que pidió no ser identificada.

Estos planes vienen sugeridos por los directivos de la matriz, el grupo Volkswagen, que afirmó que estos cambios eran necesarios para conseguir el objetivo del grupo de que un 15% de los ingresos por las ventas retornen a la compañía. Porsche, sin embargo, no quiso hacer declaraciones al respecto. Mantener este rendimiento es clave para el grupo automovilístico alemán para poder hacer frente a la fuerte competencia en el emergente mercado del vehículo eléctrico. Todos los fabricantes están analizando diferentes vías para rebajar los costes en la producción de automóviles eléctricos para compensar el estrecho margen de beneficio que obtienen con la venta de uno de ellos.

Un claro ejemplo es el nuevo modelo eléctrico de Porsche, el Taycan. Esta berlina de 4 puertas prevista para el próximo año se estima que costará de producir entre 6.000 y 10.000 euros más que su equivalente con motor de combustión. Este aumento de costes no se prepercutirá a los clientes, por lo que el margen de beneficio se tiene que buscar reduciendo costes de producción para mantener la rentabilidad.

Después de la aplicación de este plan, en 2025, año en el que se estima que se habrán logrado los objetivos de reducción de costes, Porsche anticipa que el aumento de la rentabilidad aumentará las ganancias en unos 2.000 millones de euros, según miembros de la compañía. El grupo Volkswagen está en camino de convertirse en la compañía más potente dentro del mercado del automóvil eléctrico y, según el analista Metzler Juergen, «debería tener mayores ingresos y mayor previsión de ganancias que Daimler y BMW«.

Para lograr estos objetivos, Porsche ya ha empezado a colaborar con Audi en el desarrollo de automóviles eléctricos y está considerando usar la tecnología desarrollada conjuntamente para ofrecer más versiones eléctricas de modelos existentes. La marca afirma que la nueva platafoma diseñada conjuntamente, la Premium Electric (PPE), estará lista para albergar nuevos modelos a partir de 2021. Además, espera que la mitad de sus ventas para 2025 sean de vehículos eléctricos o híbridos, y que los motores de combustión dejarán de ser económicamente rentables a partir de 2030 debido a los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima.

Vía | Bloomberg

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame