¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

¿Cuáles son los planes futuros de Nissan en el mercado de los coches eléctricos?

Nissan puede ser un buen ejemplo de cómo una marca se puede transformar cuando las cosas le van mal. Desde su colaboración con Renault, formando parte de la Alianza (a la que después se unió Mitsubishi), consiguió reinventarse, dejar atrás los números rojos y convertirse en el fabricante con el honor de haber lanzado al mercado el primer coche eléctrico de producción en masa, del que en Nissan están muy orgullosos y el cual continúa cosechando éxitos: el LEAF.

Pasado todo este tiempo, y con la segunda generación del Nissan LEAF ya en el mercado, el fabricante japonés no está atravesando un momento especialmente bueno últimamente. Tras los desencuentros entre Nissan y Renault por el caso Goshn, y los problemas a la hora de presentar el LEAF con baterías de 60 kWh (que previsiblemente será presentado en el Consumer Electronics Show el mes que viene), Dan Mohnke, vicepresidente senior de ventas y mercadotecnia de Nissan, analiza el futuro de una marca cuyo compacto eléctrico les ha dado muchos beneficios pero la cual no puede estancarse ahí.

En primer lugar se anuncia un crossover eléctrico compacto del cuál aparecerán nuevas informaciones próximamente, además de ampliaciones de la gama de eléctricos más adelante, para pasar Mohnke a analizar las experiencias que han ido recopilando en estos siete años de venta del Nissan LEAF, concretamente en Estados Unidos.

Mientras que en países de Europa occidental o Japón los trayectos diarios como ir al trabajo hacer diferentes recados suelen ser más cortos, los cuales en el mayor de los casos puede ser de unos 120 kilómetros (cifra que el LEAF puede afrontar con creces), además de poderse complementar con una buena red de transporte público. en el caso estadounidense el rango de autonomía mínimo que necesiten sea de aproximadamente más de 300 kilómetros, por lo que el llamado range anxiety es un hecho real que hay que mejorar en los modelos de Nissan.

Mohnke asegura que todo el proceso de selección y compra del vehículo por parte del cliente debe tener un seguimiento, incluyendo aspectos como desde la primera búsqueda en internet, las visitas al concesionario, la entrega y explicación del manejo del automóvil, hasta la forma en la que debe cargarse, la elección del cargador adecuado para el vehículo y las necesidades del cliente. Y es ahí donde Nissan quiere enfocarse, en el que ellos denominan «viaje del cliente», donde los automóviles eléctricos agregan varios aspectos que los de combustión no tienen.

Otro de los aspectos que analiza Dan Mohnke es los gustos del cliente estadounidense. El mercado típico de aquel país, de berlinas de tres volúmenes clásicas o grandes break ya no existe y ahora el cliente demanda todo tipo de carrocerías que se adapten a sus necesidades. Si bien el LEAF es un compacto hatchback de 5 puertas, para muchos clientes ese estilo de carrocería ya no es algo atractivo, por lo que Nissan está explorando nuevos estilos a los que acoplar su tracción eléctrica (los tan de moda SUVs).

Dicho esto, Mohnke espera que se comiencen a explotar por parte de la compañía las ventajas del coche eléctrico para que la gente tenga más confianza en ellos. Entre las ventajas destaca el menor estrés de conducción a través de la entrega de potencia silenciosa y suave de los eléctricos unido a los sistemas de seguridad activa, denominados como «conducción inteligente». Además, sugiere que el hecho de que los vehículos eléctricos puedan entregar todo el par desde cero puede animar a una parte de la clientela que quiera vivir sensaciones nuevas a dar el paso para obtener uno de estos automóviles.

Vía | Green Car Reports

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame