General Motors anuncia la producción de un nuevo coche eléctrico basado en el Chevrolet Bolt

General Motors acaba anunciar que dará una conferencia de prensa en la planta de Orion Township, Michigan, el próximo lunes. En dicha conferencia darán los detalles de una importante inversión en «tecnologías futuras» que realizarán en la planta, que actualmente se encarga de la producción de los Chevrolet Bolt, Chevrolet Sonic (Aveo) y General Motors Cruise (la versión autónoma del Bolt).

De acuerdo con algunas fuentes familiarizadas con los planes de General Motors, la compañía estadounidense anunciará la llegada de un nuevo modelo eléctrico a su alineación. La inversión que se realizará en la planta de Orion será de 300 millones de dólares, y el coche eléctrico que se producirá en ella derivará del propio Chevrolet Bolt, el modelo a baterías más importante del grupo en la actualidad.

La directora general de General Motors, Mary Barra, presentará el nuevo plan junto con el vicepresidente del sindicato United Auto Workers, Terry Dittes. En los últimos tiempos General Motors se ha enfrentado a las críticas de los sindicatos y del propio gobierno estadounidense debido a la decisión de cerrar varias fábricas en Estados Unidos como parte de su último plan de reestructuración. Esto tendrá como consecuencias directas el despido de miles de empleados y el cese de la comercialización de varios modelos del grupo, incluyendo el eléctrico con extensor de autonomía Chevrolet Volt.

Por ello, la conferencia del lunes probablemente se centre en la creación de empleos en la región de Michigan. Aparentemente, la producción del nuevo modelo originalmente iba a tener lugar en China debido a que Buick es una de las marcas más populares de General Motors en el país asiático. Sin embargo, todo parece indicar que finalmente se decidió cambiar la ubicación elegida para fabricar el nuevo modelo tanto por la presión mediática como por los problemas originados a raíz de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El nuevo modelo podría ser un SUV compacto derivado del Chevrolet Bolt con el cual General Motors conseguirá mantenerse competitiva en el cada vez más exigente mercado del coche eléctrico hasta la llegada de los primeros modelos basados en la nueva plataforma modular eléctrica BEV3, la cual estrenará un SUV de gran tamaño de Cadillac en 2021. El nuevo modelo podría gozar de una mayor aceptación que el Bolt en Estados Unidos gracias a su carrocería SUV, pues el actual modelo de Chevrolet no termina de encajar con los gustos del público norteamericano por sus formas de monovolumen.

Fuente | Autoblog

Compártelo: