El fabricante de motos eléctricas español Silence se expande a Italia, Alemania, Francia y Reino Unido | forococheselectricos

El fabricante de motos eléctricas español Silence se expande a Italia, Alemania, Francia y Reino Unido

El fabricante español Silence, especializado en la producción de scooters 100% eléctricos, está gozando de un gran éxito en nuestro país gracias a sus motos orientadas al sector profesional, con la S02 experimentando una gran demanda en servicios de motosharing, reparto urbano, servicios municipales de diversa naturaleza, etc. Ahora, la empresa quiere expandirse tanto al campo de los clientes particulares como a otros países en los que continuar con los grandes resultados obtenidos en España (el año pasado sus modelos representaron el 62% de las ventas de motos eléctricas en nuestro país).

El secreto del éxito de los vehículos de Silence reside en su gran relación precio/prestaciones, algo conseguido gracias a sus baterías extraíbles de alta capacidad (hasta 5 kWh, entre 2 y 4 veces el tamaño de la mayoría de scooters eléctricos del mercado), las cuales además cuentan con un práctico sistema de extracción (las baterías disponen de unas ruedas y un asa telescópica) que permite cargarlas en casa. La mayoría de scooters eléctricos con baterías extraíbles tienen capacidades inferiores para contener el peso, algo que no necesitan hacer las Silence gracias al sistema de transporte integrado de sus packs.

La gran apuesta de Silence para el año 2019 es el modelo S01, la versión para particulares de la S02. Este scooter tiene un motor de 8 cv (6 kW) con un pico de 15 cv (11 kW), gracias al que es capaz de alcanzar una velocidad punta de 100 km/h, con una aceleración de 3,8 segundos en el 0 a 50 km/h. Estas prestaciones son equivalentes a las de un scooter de 125 a 250 centímetros cúbicos, lo que le da una gran polivalencia.

La Silence S01 cuenta con un asiento para dos pasajeros y un espacio de carga lo suficientemente amplio como para transportar dos cascos; además, dispone de una app para smartphone que nos permite ver registros de diferentes parámetros de la moto, así como desbloquearla a distancia. La horquilla telescópica hidráulica delantera y la suspensión hidráulica mono-amortiguadora trasera hacen la moto más confortable, mientras que los frenos de disco hidráulicos son de serie.

La autonomía máxima de la S01 es de 115 km por carga gracias a su batería de 5 kWh. Las baterías se extraen del costado del scooter, lo que hace que las ruedas del pack toquen automáticamente el suelo, siguiendo un esquema similar al de una camilla al salir de una ambulancia. La batería incorpora un cargador integrado, por lo que en casa simplemente hay que sacar el cable de la batería y enchufarla a una toma estándar. Además, el pack cuenta con un inversor que permite usarlo como batería doméstica móvil, un pequeño calentador para evitar que se dañe al cargarlo a bajas temperaturas, y un módulo GPS para rastrearlo en caso de que sea robado, el cual es independiente del módulo del propio scooter.

Hay que recordar que las baterías de origen Silence han demostrado ser muy duraderas, pues como informamos hace unos meses, sus scooters dedicados a servicios de reparto han superado en muchos casos los 40.000 km, mostrando una reducida degradación: a pesar del uso intensivo, la mayoría de unidades conservan el 97% de su capacidad.

Las ventas de la S01 comenzarán en Italia, Alemania, Francia y Reino Unido a finales de año, ya que actualmente Silence se encuentra en proceso de seleccionar a sus distribuidores en cada país. El depósito para realizar un pedido es de 600 euros, mientras que el precio del scooter en España será de 5.995 euros (IVA incluido). En el resto de Europa su precio será de 6.600 euros, que si bien es algo más elevado que el de otros scooters eléctricos, ofrece a cambio unas prestaciones, una autonomía y un espacio muy superiores, hasta el punto de que por ejemplo supera en autonomía y dobla en velocidad punta a la Vespa Elettrica, una propuesta premium que además es más cara que la Silence.

Fuente | Silence

9 comentarios en “El fabricante de motos eléctricas español Silence se expande a Italia, Alemania, Francia y Reino Unido”

  1. Lo que pasa es que aquí no venden un mojón. Llevan la tira de tiempo,un año lo menos,para acumular 350 pre-reservas de su tirada especial inicial.

    Vamos, que no creo que les vaya muy bien… pero a esos precios qué quieres, tienes motos equivalentes por el 25% del precio de esta, y en las motos el argumento del ahorro en combustible no existe. La conciencia ecológica te cuesta más de 4000 euros.

    La verdad, en China llevan vendiéndolas 10 años a precio de saldo. Hace diez años eran motos de mierda, vale, pero hoy está moto no se ha hecho con un know-how especial que no tenga ya todo quisqui.

    Responder
    • Yo creo que les irá lo justo de bien para ir tirando y mantener una posición de mercado que cuando llegué el tirón gordo de la movilidad eléctrica en motocicletas será más difícil alcanzar. Mira el precio/prestaciones de las zero que por lógica debería vender cero patatero y ahí están, aguantando.
      Lo de las pre-reservas lo veo normal. Llevan desde noviembre (unos 5 meses) para 350, pero es que hay que dejar 600 euros de depósito para un vehículo que nadie ha visto ni ha podido probar. No hay ni un análisis, raro sería que la gente se volcase a reservar un vehículo sin haberlo probado (o leído valoraciones positivas) y más en un ámbito como el de la movilidad eléctrica en el que la mayoría de los que estamos interesados nos solemos informar bastante antes de tomar cualquier decisión. Habrá que ver cuando salga que opiniones genera.
      Con lo del precio pues ya estamos con el debate de siempre, 4000 euros de conciencia ecológica si se compara con los modelos de scooter 125 más económicos (porque los hay daelim de más de 3000€, Kymco de más de 4000€ y Honda por 5000€). En cualquier caso, por ahorro en gasolina y mantenimiento la diferencia que salga seguro que no se amortiza en clientes particulares, porque en 125 de gasolina estos gastos son de risa. Ya sería considerar la posibles ventajas que cada uno le vea.

      Responder
  2. Esta claro que este tipo de motos no deberían costar más de 3000€, pero es lo de siempre, al producirse a muy pequeña escala los precios de componentes y mano de obra se disparan.

    Si se produjesen en China o India en miles de unidades mensuales sería fácil llegar a un precio venta al público de 2500-3000€, pero con fabricación española ya cuenta gotas, le ocurre lo mismo que la marca Zero, el precio final se eleva mas de lo deseado.

    No obstante, ya he visto empresas de reparto y pizzerías con estas motos y tienen muy buena pinta y con los repartidores que he hablado hablan muy bien de ellas, por lo que si siguen haciéndolo así de bien, a lo poco que vayan ajustando precios y subiendo producción puede ser una estupenda scooter con muchos muchos años de vida libre de mantenimientos y SIN EMISIONES, que es lo más importante.

    Responder
  3. Está claro que es un producto notablemente más caro que sus alternativas con motor de combustión. Pero si tienes en cuenta la oferta de lanzamiento que incluye seguro a terceros el primer año, tres mantenimientos, casco de regalo… y los 750€ del plan MOVES 2019, no sale tan mal.

    El mantenimiento es mucho menor, recargar la batería cuesta céntimos (o es gratis dependiendo de donde lo hagas) y hay ciertas ventajas fiscales y menos prohibiciones para este tipo de vehículos.

    Fuera del plano meramente económico, esto es parte de la solución que el planeta necesita: cambiar a un tipo de movilidad más beneficiosa con el medio ambiente.

    Aunque sea en algunos casos el doble que una moto de 125cc de combustión, en términos absolutos la diferencia son 2000-3000€, una cantidad que yo personalmente puedo y quiero asumir sabiendo que voy a contribuir a la sociedad en su conjunto.

    Espero que le vaya muy bien a este fabricante. Y que me llegue muy pronto la moto

    Responder
  4. Yo me creía que eran caras, pero realmente no tienen nada que ver con la competencia China de 3mil €que puedes comprar. Los componentes son de calidad profesional, caminan muy muy bien y su parte ciclo está muy bien ajustada y responde de fábula (las he probado) así como la batería y su software, están diseñadas para durar y para el uso profesional. Llevan GPS separado tanto la batería como la moto… En fin, si las ves y las pruebas ves rápidamente la diferencia y ves que el precio está bastante ajustado para un vehículo eléctrico de esas características.

    Responder
  5. Las encuentro demasiado caras. Todo el mundo dice que llevan menos piezas que los motores de combustión, pues no entiendo porque son tan caras. Supongo q con el tiempo se ajustaran los precios. Tenemos la moto de xiaomi q resulta q en china la mas cara vale 1000 euros y aquí las quieren vender desde 2500 así q no hay quien lo entienda

    Responder
  6. Moto china por 3000 y que no sabemos si aguantará 40.000 km (unos cuatro/cinco años de uso), contra un producto de calidad que no da la paliza con tonterías mecánicas que es algo más caro… No se. Es verdad, no se amortiza con el ahorro de combustible ni con las ventajas fiscales, el seguro es el mismo… Todo esto hay que pensarlo. Tengo tengo una 400 que me costó 6990 € , es verdad, consume gasolina, tiene revisiones, pero tengo alcances de 250 km. Si me dieran una moto por el mismo precio o algo menos, con un alcance similar, buena dinámica, bonita (no un bicho raro) y que se pueda usar por esos 40.000 km, la compraria. Pero el problema no es ya la conciencia ecológica, que es muy relativa, dados los componentes no ecológicos de estos productos ( baterías, plásticos, caucho de los neumáticos, etc) es el uso real. Siempre se piensa en ciudades como Madrid, Barcelona, usuarios como mensajeros, etc. Yo uso la moto para ir de visitas a clientes, y a veces recorro 180 km al día y no quiero estar con la espada de Damocles del alcance. Tomen nota, sres fabricantes, que como yo, hay muchos. Hagan algo real y tendrán compradores reales…, y en masa.

    Responder

Deja un comentario