Primeras pruebas del Honda e Prototype: un divertido coche eléctrico con más de 200 kilómetros de autonomía

El Honda e, cuya llegada al mercado está prevista para finales de año, es un coche eléctrico prometedor. Este pequeño utilitario del segmento B de apenas 3,90 metros de largo se caracteriza por su diseño de estilo retro, inspirado en la estética del primer Honda Civic de los años 70. Esta atractiva apariencia, basada en la del Honda Urban EV Concept de 2017, ha conseguido cautivar al público europeo, pues ya se han registrado en la web de Honda más de 31.000 interesados en el modelo.

El Honda e de producción será presentado en otoño, con las primeras entregas previstas para principios de 2020. Además, Honda ha confirmado que la versión definitiva del vehículo hará su debut en el Festival de Velocidad de Goodwood 2019 a principios de julio, si bien aparecerá camuflado. Con todo, a grandes rasgos será casi idéntico al ya revelado Honda e Prototype.

Este modelo, que ya se puede reservar con un depósito de 800 euros, contará con una batería de 35,5 kWh con celdas Panasonic y refrigerada por líquido, gracias a la cual podrá superar los 200 km WLTP de autonomía (probablemente ronde los 225 km WLTP). Además, podrá cargar en corriente continua a 100 kW (formato CCS Combo 2), pudiendo pasar del 20% al 80% de carga en apenas 20 minutos. En alterna podrá llegar a los 6,6 kW.

El Honda e será tracción trasera (el motor eléctrico estará situado en el eje posterior), y tendrá una potencia de 150 cv y 300 Nm de par, más que suficiente para hacer un 0 a 100 km/h en unos 8 segundos. Su velocidad punta será de 145 km/h, mientras que su chasis tendrá un carácter deportivo, con un reparto de pesos de 50/50, suspensiones independientes y un centro de gravedad situado a apenas 50 centímetros del suelo.

Ahora, los medios internacionales han podido ponerse a los mandos del e Prototype, el cual es definido por los periodistas como un modelo reactivo, equilibrado y dinámico, con un chasis muy bien puesto a punto y una dirección rápida y precisa. Sin embargo, su aceleración no es tan contundente como en modelos como el BMW i3. El utilitario dispondrá de conducción de un pedal, siete modos de frenada regenerativa, y podrá adaptar el nivel de retención utilizando un radar frontal que detectará a los coches precedentes. Además, y gracias a la tracción trasera, tendrá un radio de giro de menos de 9 metros, similar al de modelos como el Renault Twingo, lo que lo convertirá en un vehículo ideal para entornos urbanos.

El interior estará homologado para cuatro personas, si bien las plazas serán cómodas y amplias tanto para los pasajeros delanteros como para los traseros. El maletero por su parte será pequeño debido a la presencia del motor eléctrico debajo. Los materiales (inserciones imitación madera, tapicerías de aspecto vintage…) estarán muy cuidados, al igual que los ajustes, lo que le dará un aspecto verdaderamente premium a pesar de contar sólo con plásticos duros en su habitáculo.

Las cámaras retrovisoras, que serán de serie, están mejor resueltas que en el Audi e-tron, pues las pantallas se encuentran en la base del parabrisas y no en las puertas. La instrumentación tras el volante está compuesta por una pantalla de 12 pulgadas, mientras que el sistema de infoentretenimiento se controla desde otras dos pantallas táctiles de 12 pulgadas.

A pesar de compartir segmento con modelos como el Opel Corsa-e, el Peugeot e-208 o el Renault ZOE, el Honda e tendrá un planteamiento diferente, siendo un coche premium y deportivo ideado para rivalizar contra el Mini Cooper SE, que se convertirá en su mayor rival (ambos se presentarán a la vez en otoño). Su precio probablemente sea superior a los 30.000 euros antes de ayudas.

Fuente | Auto Express

Compártelo: