Las claves del éxito de Noruega con el coche eléctrico, que ha culminado con el 75% de las ventas en marzo | forococheselectricos

Las claves del éxito de Noruega con el coche eléctrico, que ha culminado con el 75% de las ventas en marzo


Cuando miramos a Noruega y vemos el enorme éxito de la implantación del coche eléctrico, podemos ver el resultado de un enorme trabajo desde el sector público que empujó literalmente a la gente a comprarse este tipo de vehículos. Una apuesta que comenzó mucho antes de lo que pensamos y que ha permitido al país nórdico ser líder mundial en implantación de esta tecnología en ventas por habitante.

Advertisement Advertisement

La pregunta es el cómo. Cómo ha logrado Noruega ser una excepción en un mercado donde los eléctricos son una pequeña parte de las ventas. Un mercado que el pasado mes de marzo acumulaba un 60% de ventas de coches eléctricos puros, a los que podemos añadir un 15% de híbridos enchufables. Algo que nos indica que el final de las ventas de coches con motor de combustión está mucho más cerca de lo inicialmente esperado.

La respuesta es el decidido apoyo que desde el año 1995 los diferentes gobiernos que han pasado han realizado al coche eléctrico. Medidas como la de aplicar una exención de impuestos a los vehículos, como ofrecer estacionamiento gratuito en el centro de la ciudades, peajes también gratuitos, pasajes en el ferry para el coche…y el apoyo a la expansión de una red de recarga que ha sido uno de los pilares para que Noruega marche unas décadas por delante en cuanto a implantación.

Esto ha llevado a que mucha gente se vea empujada a comprar un eléctrico ya que a la hora de hacer números estos salen mucho más baratos ya a corto plazo. Un factor que convierte a los modelos con motor de combustión en alternativas minoritarias para los que buscan un coche para sus viajes más largos. Algo a lo que se añade que la práctica totalidad de la electricidad que obtiene Noruega procede de renovables, como la hidroeléctrica, lo que hace que sea además más sostenible.

Pero no quiere decir que las ventas de eléctricos hayan sido siempre explosivas. Aunque su avance ha sido mucho más rápido que en el resto del mundo, no hace mucho los coches eléctricos eran conocidos por pocos noruegos. En el año 2010, cuando comenzaron a llegar al mercado los primeros modelos de producción en cadena, las ventas eran todavía muy bajas y casi nadie conocía qué modelos eléctricos había a la venta. Como ejemplo las apenas 722 unidades vendidas en todo 2010, que llegaron a las 2.240 en 2011. Números que podemos comparar con los 79.611 unidades matriculadas en 2019, que muy posiblemente vuelvan a ser superadas de largo este año salvo problemas de suministro por la actual crisis.

A pesar de que los precios de los vehículos, incluso con ayudas, eran muy elevados, las ventas comenzaron a tomar una senda positiva en cada ejercicio. Esto supuso que en el inicio de la era del coche eléctrico moderno muchos noruegos apostasen por la tecnología adquiriendo el coche más caro que se habían comprado nunca. Algo que esperaban compensar con la batería de medidas de ayudas que había puesto en marcha décadas atrás el gobierno.

Unas matriculaciones que fueron aumentando según se hacían más conocidos los coches, pero también según aumentaba la oferta y las prestaciones de los vehículos. Algo que ha tenido como culminación el punto de inflexión que se ha producido este año, cuando las ventas han disparado su cuota de mercado impulsadas por la llegada de importantes novedades, así como por el hundimiento de las matriculaciones de coches con motor de combustión, y que ha resultado que sólo el 17.7% de los coches que se han vendido en marzo contaban con motor diésel o gasolina.

Un momento clave que ahora queda por ver como evoluciona con una crisis del coronavirus que ha impactado de lleno en la industria automovilística y toda su cadena de producción, pero que para muchos puede ser la llave para que muchos otros estados apuesten por una salida de la crisis de la mano de las nuevas tecnologías de movilidad que sirva de ayuda a mitigar la fuerte dependencia energética externa que lastra las economías de Europa, y resta competitividad a las empresas instaladas en el viejo continente.

Una situación que como vemos necesitará un decidido apoyo por parte de los gobiernos que como en el caso de Noruega, o también en el caso de otros mercados radicalmente diferentes como China, se ha demostrado que sin el impulso público la evolución será mucho más lenta.

Relacionadas | Europa valora recuperar los programas de achatarramiento de coches para ayudar a la industria automovilística. ¿Un Plan 2020E para España?


puntos de carga
Compártelo:

36 comentarios en “Las claves del éxito de Noruega con el coche eléctrico, que ha culminado con el 75% de las ventas en marzo”

    • Está claro que la ventas de coches de alto precio se van a resentir menos que los utilitarios. Seguro que también ha aumentado la cuota de las berlinas de lujo…

      Responder
    • La MENTIRA de siempre: NO, EL ÉXITO DE NORUEGA NO ES QUE SEAN RICOS. Dejad de mentir.

      Noruega tiene el mismo salario medio y renta per cápita que Irlanda, pero en Noruega vende un 50%+ de vehículos eléctricos. En Irlanda se venden un 3%.

      El secreto es que sale igual o mas barato en Noruega comprarse un eléctrico que un coche de gasolina. Ese es el secreto.

      Responder
      • Y en Portugal ¿tienen más renta per capita que en España?
        Pues como mínimo la cuota de eléctricos allí duplica a la española.

        Responder
      • Disculpa no es mi intención mentir,de todas formas debe de haber un saco de datos que desconozco,aparte de ésto tampoco sé la renta per capita de irlanda,dicho ésto,con fecha de noviembre de 2019:renta per capita de Noruega-29.842€
        Renta per capita de España-17.601€

        Responder
        • No entiendo tu respuesta.
          Te dicen que la renta per capita de Noruega e Irlanda es similar y sin embargo la implantación del VE en Noruega es mucho mayor. Eso implica que la renta per capita no es el único factor.
          Por otro lado la renta per capita de Portugal es un 30% inferior a la de España y sin embargo la implantación de VE es mayor.
          Esos datos indican claramente que no es ese el principal problema, sino las políticas que se aplican. Ahí ya cada uno que busque la mano negra donde le parezca.
          Agur,
          Markus

          Responder
          • 2o coche más vendido en Marzo y el ev más vendido en Portugal: Model 3.
            No hay que decir más, es un problema cultural.

            Aquí hay gente que cobra más de 40 mil euros anuales y no se compran un eléctrico porque no les sale de las pelotas literalmente hablando.

            Responder
        • Desconoces un montón de datos y aún así te permites opinar.
          Tú también eres un experto epidemiólogo de barra de bar?

          Responder
          • La opinión sin faltar a nadie es una opinión, puedo tener o no razón,que desconozco muchos datos está clarísimo y ya tengo ganas de pisar una barra de bar.
            A markus 77 puede que no haya entendido bien lo de las rentas de esos países, está claro que en unos se invierte mas que en otros, de todas formas no es mi intención molestar ni faltar a nadie.
            Por último,dame dinero y no me des consejos,por muchas subvenciones que den y quiten impuestos de aparcamiento y más,la mayoría de los curritos no lo pueden comprar.
            Un saludo.

            Responder
          • A Barrabas:
            Por supuesto que cada uno puede tener su opinión, faltaría más. Pero una una opinión si no está basada en datos objetivos, es una creencia, un dogma o una idea, nada más. Por eso, antes de opinar sobre un tema, mejor informarnos antes.

            Responder
      • https://datosmacro.expansion.com/mercado-laboral/salario-medio
        Noruega 72000, Irlanda 50000, España 30000.
        Esos son los datos.

        Influye el salario medio, la cultura del cuidado del medio ambiente, las distancias relativamente cortas, la facilidad para cubrir el territorio con relativamente pocas estaciones de recarga, los incentivos varios (impuestos, acceso a ferrys, facilidades para aparcamiento, etc.)
        No hay una receta simple. Reducirlo todo a las decisiones de los políticos, o las presiones de las petroleras, o la incultura de la gente, etc. es ridículo.

        Responder
  1. Impresionantes los porcentajes en Noruega, donde las 5 primeras plazas en el mes de Marzo las ocupan E-Tron, Model 3, E-Golf, Kona y leaf por este orden. Y lo que es más impresionante son las cifras en lo que llevamos de año en las que tenemos los mismos protagonistas pero en distinto orden (E-Tron, e-golf, Leaf, Kona, Model 3).

    Antes del 2025 en Noruega la venta de térmicos (si siguen esta progresión) será meramente testimonial…

    Responder
    • Posiblemente tengan que entrar modelos como el ID.3 que posiblemente tenga un hueco y quite presencia al e-Golf incluso al Leaf.

      Responder
      • A poco bien que salga el ID, el porcentaje de VE, en Noruega, va a dar un subidón importante, incluso quitando venta como dices al e-Golf y al Leaf. Podemos ver cifras cercanas al 90 %.

        Responder
      • En el caso del e-golf por lo que se rumorea va a desaparecer cuando aparezca el id3. Habrá que ver lo que pasa con el Leaf y el resto de coches de planteamiento similar porque el id.3 parece que puede abarcar desde potenciales clientes de los futuros e-208 y e-corsa, pasando por zoe, leaf, kona… e incluso niro y e-2008.
        Ojo también al e-208.

        Será interesante ver también qué ocurre con los model X y model S una vez los etron, taycan y EQC están más o menos asentados porque las cifras a día de hoy son muy poco halagüeñas, quizá sea sólo el efecto del nuevo modelo y en un año las cosas se equilibren pero a día de hoy sus ventas se han desplomado a 1/3 de las del año pasado.

        En cualquier caso los datos de ventas de Tesla dependen fuertemente de los últimos meses del trimestre y este marzo ha sido un tanto atípico, en cualquier caso la competición ha empezado de verdad. El cambio ya no tiene vuelta atrás.

        Responder
  2. La evolución gráfica del coche eléctrico se parece a la del coronavirus menos en una cosa. No va a haber un pico intermedio y después fase de bajada o desescalado. El pico final estará rondando el 100 % de las matriculaciones. Y es sólo cuestión de tiempo…
    Tic, tac, tic, tac, tic, tac…

    Responder
  3. Legislar libremente, sin fábricas de chatarra térmica en el país, y sin los chantajes y presiones de los chatarreros y sin que la UE (forzada fundamentalmente por Alemania), tutele tus leyes, para proteger los intereses de los chatarreros alemanes, tiene muchas ventajas.

    Los culpables de que todavía existan porcentajes de venta importantes en Europa de chatarra térmica, y con ello enfermedades y muertes por contaminación, son los fabricantes de chatarra térmica y los que se pliegan a sus deseos.

    Hasta en el Reino Unido, se ha notado desde el Brexit.

    Responder
  4. El éxito. muy sencillo, subvencionar los EV, penalizar a los térmicos. A igualdad de precio, la cosa y los gustos de los consumidores, pues la cosa cambia.

    El único problema es que el mercado noruego está distorsionado, un mercado subvencionado, nunca será un mercado real.

    Responder
    • A igualdad de precio, miras otras cosas, el acceso a las ciudades, peajes y aparcamiento gratis, coste de repostaje, coste y frecuencia de visitas al taller. A igualdad de precio, el eléctrico le pega un repaso al térmico.
      Para el 2021 propongo que la normativa obligue a que los térmicos tengan el tubo de escape dentro del habitáculo, así, los gases antes de salir a la atmósfera, se filtren en los pulmones de los propietarios de nuevos ICE´s. Si quieres un coche de combustión, asume todas las consecuencias, pero todas todas.

      Responder
    • El «mercado real» nos está llevando al borde de la extinción. A ver qué mercado real se hace cargo de solucionar el problema del cambio climático. Así que el mercado real para ti, te lo quedas que yo no lo quiero.

      Responder
  5. Y te olvides de dos cosas que son fundamentales.
    El impuesto de circulación del 100% (Más o menos) que tienen los ICE y que hace que los EV sean más baratos de comprar que los equivalentes ICE.
    Y el hecho que en Noruega se enchufan la totalidad de coches, también los ICE.
    Esto hace que la gente esté acostumbrada al tema de «enchufar» un coche.
    Pero el secreto real, y que es el que nunca se dice, es lo caro que son los ICE.

    Lo que nos muestra el mercado Noruego, es que a igualdad de precios, la gente prefiere EV.
    Y cuando no hay igualdad, la gente sigue comprando ICE.
    ¿Ignorancia, falta de empatía, falta de conocimiento? personalmente creo que es falta de dinero, lisa y llanamente.

    Responder
  6. Noruega tiene varias cosas que España no tiene, voy a reflejar tres de ellas, tiene cinco millones y pico de habitantes o sea que un millón menos que la comunidad de Madrid en un territorio que a grandes rasgos es de dos tercios el español, y la tercera y más importante es que en Noruega, los gobiernos vienen concienciando a sus habitantes, en el tema ecológico, desde hace por lo menos quince años. Esas son las claves principales entre otras más.

    Responder
    • Y la relación de la población y superficie con la adopción de los VE es…. (se me ocurren unos cuantos países con similares condiciones con mucho menos éxito en la implantación del VE).

      No será que el hecho de que a través de reducciones de impuestos el coste de adquisición de un VE y un térmico se acercan tanto que el paisano noruego, que tonto no es, dice: si me cuesta lo mismo comprarlo, me cuesta menos operarlo, me cuesta menos mantenerlo y además no tengo restricción alguna de acceso a centro de ciudades etc… además no hace ruido, no huele, no vibra, no ensucia… y tengo una red de recarga razonable, ¿para que coño me voy a comprar un trasto de estos a los que le tengo que echar aceite y combustible?

      Responder

Deja un comentario