El primer coche eléctrico de Lexus tendrá una garantía de 1 millón de km para su batería

Cuando a finales de 2019 Lexus presentó los detalles del que será su primer coche eléctrico, el UX 300e, muchos se sorprendieron de que una marca premium como esta optase por un sistema de batería refrigerada por aire, en lugar de por líquido como hacen incluso algunos modelos de segmentos inferiores. Ahora desde Lexus se ha querido dar algo de confianza sobre una batería que contará con una de las garantías más robustas del sector.

Como recordamos el UX 300e es un SUV de 4.49 metros de largo que se situará en una parte intermedia del mercado en cuanto a tamaño. Un modelo que contará con un motor de 150 kW (204 CV) conectado al eje delantero, y una batería de 54,3 kWh que le permiten alcanzar según la marca nipona 400 km bajo el ciclo NEDC, o algo más de 300 km bajo el WLTP, cifra todavía pendiente de homologar, y que suponemos se situará en torno a los 320 km.

La refrigeración de la batería será por aire. Algo muy criticado en su momento y que desde Lexus defienden asegurando el perfecto funcionamiento de un sistema más ligero y seguro que un complejo circuito con líquido, y que cuenta con elementos de climatización, canto calor como frío, bajo las celdas. Algo que le permitirán mantener la autonomía bajo control incluso en los meses más fríos, y también alargar la vida útil de la propia batería.

Para demostrarlo, Lexus ha confirmado que su primera propuesta en el sector 100% eléctrico contará con una garantía de 10 años o 1 millón de kilómetros para su batería hasta una degradación por debajo del 70%. Algo que se traduce que si dentro de ese periodo de tiempo o kilometraje la capacidad baja más del 30%, Lexus se encargará de reparar o cambiar la batería.

Queda ahora por saber el precio que tendrá, y la fecha de llegada que estaba previsto para este mismo año a China y Europa, pero que podría verse modificado por la actual situación. 

 

Una propuesta de la que sin duda la mejor parte es la incorporación de un gigante como Toyota al sector del coche eléctrico, que en algún momento tenía que suceder. Algo que enorme importancia desde el punto de vista simbólico y publicitario, ya que hablamos del segundo fabricante más importante del planeta, y toda una referencia tecnológica que se había quedado algo rezagada en el aspecto eléctrico.

También queda por ver cómo se traduce el sistema de refrigeración por aire al rendimiento del vehículo. Sobre todo pensando en situaciones como las recargas rápidas, donde la cantidad de calor a disipar puede ser elevada. Algo que no suele ser una buena combinación con los sistemas por aire, y que de momento limitan la potencia de carga en continua de este modelo a 50 kW. Una cifra claramente insuficiente en los tiempos que corren.

Relacionadas |  Lexus da nuevos detalles del UX 300e, su primer coche eléctrico: se espera que su autonomía sea de 300 kilómetros (WLTP)

Fuente | Lexus

Compártelo: