Tesla demanda a Rivian por supuesto robo de secretos comerciales

Tesla ha demandado al fabricante Rivian y a cuatro antiguos empleados por el supuesto robo de secretos comerciales. Rivian ha negado todas las acusaciones. Esta no es la primera vez que Tesla lleva a cabo acciones similares, pues actualmente tiene una demanda en curso contra la compañía china Xpeng, a la cual acusa de haberse apropiado del código fuente del Autopilot a través de un exempleado.

En su demanda, presentada en un tribunal de California, Tesla afirma que la semana pasada descubrió un preocupante patrón en aquellos empleados que se marchan a trabajar para Rivian, a los cuales acusa de robar información comercial secreta y confidencial. De acuerdo con Tesla, la compañía rival alienta estos robos a pesar de que sus extrabajadores todavía están sujetos a un acuerdo de confidencialidad.

Tesla acusa concretamente a los recruiters Tami Pascale y Kim Wong de descargar documentos críticos relativos a la contratación masiva de personal para la producción y el departamento de ventas. «Los investigadores de Tesla descubrieron la apropiación indebida y entrevistaron a Pascale por teléfono el 6 de julio de 2020. Pascale negó falsamente haber tomado documentos de Tesla.

Cuando fue presionada continuó con su negación, alegando que solo había tomado documentos personales. Solo después de que los investigadores la confrontaran con documentos específicos que ella había tomado, Pascale finalmente confesó haber tomado los documentos confidenciales y de propiedad exclusiva [de Tesla]».

Tesla afirma que puede demostrar que uno de sus antiguos recruiters recibió indicaciones de Rivian para obtener archivos confidenciales de la marca. Además, también acusa a Jessica Siron del robo de documentos relacionados con proyectos de fabricación, y a Carrington Bradley de utilizar sus extensos conocimientos internos de la empresa para poner a Rivian en contacto con empleados clave de Tesla involucrados en el desarrollo de los Supercargadores con el objetivo de contratarlos para el desarrollo de su propia red de carga.

A estos cuatro exempleados también se unirán más adelante otros dos todavía por identificar, a los que Tesla acusa de haber malversado secretos comerciales e información confidencial. A día de hoy Rivian cuenta con 178 antiguos empleados de Tesla entre sus filas, si bien la compañía afirma que las acusaciones de su rival carecen de fundamento y van en contra de su ética corporativa.

Relacionadas | Se confirma oficialmente que la nueva Gigafábrica de Tesla estará en Austin, Texas

Compártelo: