Dacia Spring: 225 kilómetros de autonomía para el primer coche eléctrico low-cost de Europa

Dacia, la marca de bajo coste de Renault, acaba de presentar su primer coche eléctrico: el Spring. Este urbano del segmento A, derivado del Renault City K-ZE actualmente vendido en China, se convertirá en uno de los primeros coches eléctricos low-cost a la venta en el mercado europeo, y supondrá, de acuerdo con la propia marca, una revolución en el terreno de la movilidad cero emisiones.

A pesar de ser un modelo de apenas 3,73 metros de largo, el Spring luce una estética SUV inspirada en el popular Sandero Stepway, uno de los mayores éxitos de Dacia en los últimos años. Así, nos encontramos con elementos como protecciones plásticas en los bajos de los paragolpes, unas barras longitudinales en el techo y una suspensión sobreelevada que le dan un aspecto más aventurero.

Los grupos ópticos a dos alturas le dan un toque moderno, mientras que tras la parrilla cegada con apliques cromados se esconde la toma de carga. Los tapacubos del modelo (Flexwheels) imitan el diseño de una llanta de aleación, una solución ya vista en otros modelos de la firma rumana, mientras que las ópticas traseras recuerdan en cierta medidas a las del anterior Renault Captur. La versión de lanzamiento dispondrá además de un Pack Orange que incluirá retrovisores, protecciones laterales, barras del techo y apliques de la parrilla pintados en naranja.

En el interior tampoco encontramos demasiadas diferencias respecto al City K-ZE del que deriva. El habitáculo está presidido por una pantalla táctil de 7 pulgadas (opcional) asociada al sistema de infoentretenimiento Media Nav, que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, además de ofrecer conectividad Bluetooth y USB, así como reconocimiento vocal. Tampoco faltan elementos como los elevalunas delanteros y traseros eléctricos o el cierre centralizado de serie. En opción estará disponible el aire acondicionado, los retrovisores con ajuste eléctrico, la cámara de marcha atrás o la rueda de repuesto.

El volante es el mismo que encontramos en el resto de modelos de la marca, mientras que la instrumentación mixta analógica-digital con pantalla de 3,5 pulgadas apuesta ante todo por la sencillez. El mando selector de marchas es una ruleta giratoria. El vehículo está homologado para cuatro pasajeros, y dispone de un maletero de 300 litros (600 litros abatiendo los asientos), una cifra digna del segmento superior. Los pasajeros delanteros disponen de un total de 23,1 litros de espacio en huecos de almacenamiento.

En el aparado de la seguridad, el Dacia Spring incorpora seis airbags (frontales, laterales delanteros y de cortina), ABS, ESP, limitador de velocidad, frenada automática, llamada de emergencia, encendido automático de las luces… Por lo tanto, y aunque no nos encontraremos con los avanzados sistemas presentes en otros modelos más caros, tendrá todo el equipamiento de seguridad que se le exige a un coche actual.

El pequeño rumano dispone de un motor eléctrico de 45 CV (33 kW) y 125 Nm de capacidad, gracias al cual alcanza una velocidad punta de 125 km/h. En modo ECO la potencia se limitará a 31 CV (23 kW) y su velocidad punta a 100 km/h, lo que mejorará su alcance en un 10%. Su batería de 26,8 kWh de capacidad le proporciona una autonomía de 225 km bajo el ciclo de homologación europeo WLTP. En ciclo urbano, el modelo rondará los 295 km WLTP. El pack tendrá una garantía de ocho años o 120.000 km, frente a los tres años o 100.000 km del propio vehículo.

En cuanto a la carga, podrá recuperar el 80% de su rango en menos de una hora conectado a un punto de 30 kW en corriente continua (hay que señalar que la carga rápida será opcional). En alterna podrá acceder a una potencia máxima de 7,4 kW, lo que le permitirá cargarse al 100% en menos de cinco horas. A 2,3 kW y 3,7 kW tardará menos de catorce horas y menos de ocho horas y media respectivamente. El proceso de carga podrá controlarse a distancia a través de la app para smartphones MY Dacia.

Si bien el libro de pedidos se abrirá en primavera de 2021, las primeras entregas no se producirán hasta otoño de ese mismo año. Antes de ello, el Dacia Spring llegará al servicio de carsharing ZITY, operado conjuntamente por Renault y Ferrovial. La versión de carsharing contará con detalles específicos como una tapicería de cuero negro muy resistente o protecciones en los umbrales de las puertas delanteras y el maletero.

La gama del modelo estará compuesta por dos niveles de acabado, y se espera que su precio sea inferior a los 15.000 euros antes de ayudas (dato todavía por confirmar), incluyendo la batería (Renault ha decidido abandonar el sistema de alquiler de baterías). También habrá disponible una versión comercial Cargo enfocada al reparto urbano capaz de cargar hasta 325 kg y 800 litros de mercancía.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame