Herbert Diess lo tiene claro: no quiere que Volkswagen se convierta en la próxima Nokia

Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo Volkswagen, es consciente de que a día de hoy producir automóviles es solo una fracción del negocio de la compañía que dirige. Esto irá a más en los próximos años, pues la llegada en masa de los coches eléctricos, autónomos y conectados obligarán a los fabricantes a adaptarse y cubrir otras áreas de desarrollo.

Algo similar ocurrió con la llegada de los smartphones al mercado de los teléfonos móviles, y Diess tiene muy claro que no quiere que Volkswagen sea la próxima Nokia. Durante una entrevista realizada con el medio especializado Bloomberg, el directivo ha dado nuevos detalles de los planes de futuro del gigante alemán y de los retos a los que se enfrentará tanto por la pandemia del COVID-19 como por el cambio climático.

Dentro de poco el Consejo de Supervisión de Volkswagen discutirá las estrategias a seguir en los próximos cuatro o cinco años. Los dirigentes de la compañía saben que su mercado natal, Europa, se convertirá a corto plazo en el principal mercado mundial de coches eléctricos, un escenario en el que Volkswagen «es una de las empresas más preparadas», según Diess.

Para lograr una transición exitosa de un modelo a otro, el directivo cree que los vehículos de la marca tendrán que integrarse con Internet, al igual que ocurría con el primer iPhone: trasladar a las personas será solo una de las tareas de los coches del futuro, igual que el realizar llamadas es una de las múltiples funciones de un smartphone.

En este contexto, Volkswagen quiere desarrollar su propio sistema operativo y ofrecérselo a otros fabricantes, como hace Google con Android. De hecho, el gigante americano ya ha comenzado a introducirse en este nicho del mercado, como demuestra el uso del software Android en los Polestar 2 y Volvo XC40 P8 Recharge.

Una de las primeras marcas en desafiar el enfoque tradicional del sector automovilístico ha sido Tesla, que es considera por Diess como un competidor de gran importancia, pues ya se encuentra trabajando en campos en los que Volkswagen ahora quiere introducirse. Para el directivo, «la batalla por el liderazgo del mercado» de coches eléctricos todavía está abierta, y confía en que Volkswagen pueda disputarle el primer puesto al actual líder.

Relacionadas | Volkswagen y la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi se convierten en los fabricantes que más coches eléctricos venden en Europa occidental, adelantando a Tesla

Compártelo: