Así es la nueva consola de videojuegos que debuta con el Tesla Model S y Model X

Los gamers están de enhorabuena puesto que una nueva plataforma de videojuegos esta a punto de llegar al mercado, aunque para disfrutarla hay que comprar un automóvil eléctrico antes de poder sentarse a jugar en ella.

La nueva gama de la berlina Model S y el SUV eléctrico Model X traen consigo importantes cambios en su interior, exterior y también en su oferta multimedia con la incorporación de un ordenador pensado para los gamer.

Según Tesla, la unidad que gestiona la oferta de videojuegos, tiene hasta 10 teraflops de potencia de procesamiento. Con esta capacidad, según la marca, los usuarios podrán jugar dentro del automóvil a la par que con las consolas más recientes a través de la plataforma Tesla Arcade. Además al incorporar un controlador inalámbrico se podrá jugar desde cualquier asiento.

El nuevo ordenador del los coches de gama alta de Tesla, incorporan la GPU AMD Navi 23 descrita en un tuit de Patrick Schur, mediante un esquema que se reproduce a continuación:

Todo el sistema estará integrado y conectado a las pantallas del automóvil: delantera principal y trasera. En ambos casos el acceso a as funciones es táctil y el sistema permiten conectar diferentes elementos periféricos para una mejor jugabilidad.

El nuevo sistema permite, además de mayor potencia de juego, más capacidad de almacenaje lo que permite aumentar el número de juegos que la plataforma puede gestionar.

Elon Musk ha repetido en diferentes ocasiones que la oferta de entretenimiento será un aspecto crítico en el momento en el que los coches sean capaces de alcanzar la capacidad de conducción autónoma.

La última gran actualización de software realizada las pasadas navidades a toda la flota de Tesla, incluidos los Model 3 y Model Y, traía consigo nuevos videojuegos dentro de una plataforma, Tesla Arcade, que puede convertirse con el paso del tiempo en una nueva fuente de ingresos para el fabricante de automóviles eléctricos.

Según Tesla, el nuevo sistema ofrecerá una potencia de hasta 10 teraflops, lo que le permitirá compararse con la PlayStation 5 de Sony.

Para conseguir una capacidad de computación FP32, las GPU Navi 23 (2048 procesadores Stream) tendrán que tener una velocidad de reloj de al menos 2,44 GHz, según apunta el portal especializado VideoCardz.

Fuente | Patrick Schur, VideoCardz

Compártelo: