El Audi A9 e-tron finalmente no se basará en el Aicon Concept de 2017, sino en el más convencional Prologue Avant Concept de 2015

Markus Duesmann, director ejecutivo de Audi, fue el encargado de crear el año pasado Artemis, una nueva división del grupo Volkswagen que imita la estructura organizativa de una startup con el objetivo de lograr desarrollos tecnológicos más rápidos gracias a unas trabas burocráticas menores. El primer trabajo de Artemis será el proyecto Landjet, el futuro buque insignia de Audi.

Conocido por la prensa como A9 e-tron, este modelo se ubicará en el segmento F (berlinas de representación) y sustituirá al actual A8 térmico. Aunque el esperado vehículo no verá la luz hasta 2024, en septiembre de este año se lanzará un primer adelanto conceptual que nos permitirá hacernos una idea preliminar del aspecto que tendrá.

El A9 e-tron hará uso de la plataforma modular PPE desarrollada conjuntamente por Audi y Porsche; además, será el encargado de estrenar el nuevo sistema operativo VW.OS, creado por la nueva división Car.Software del Grupo Volkswagen. Su fabricación tendrá lugar en Hannover, donde compartirá línea de producción con derivados vendidos bajo las marcas Bentley y Porsche.

Aunque hasta ahora se creía que el A9 e-tron se basaría en el diseño del prototipo Aicon Concept de 2017, algunos expertos señalan que en realidad tomará como referencia el Prologue Avant Concept de 2015, el cual mezclaba las líneas de un coupé y de un familiar en una carrocería de tipo shooting brake. Con dicha configuración, el A9 e-tron marcará distancias con el e-tron GT, ubicado un peldaño por debajo (segmento E).

Aunque el A9 e-tron no contará con las esperadas baterías de electrolito sólido de QuantumScape, las cuales probablemente se estrenen en un modelo de alto rendimiento de Lamborghini o Porsche, sí que podría disfrutar de avances como un sistema de carga inalámbrica o la más avanzada tecnología de conducción autónoma ofrecida por Argo AI.

El nuevo modelo tendrá que enfrentarse a un importante grupo de rivales una vez llegue al mercado: más allá de sus hermanos de Bentley y Porsche, también tendrá que plantar cara al BMW i7, al Cadillac Celestiq, al Mercedes-Benz EQS y al Jaguar XJ. ¿El principal reclamo de la propuesta de Audi? Una apuesta decidida por la tecnología de vanguardia.

Relacionadas | El Audi Landjet tendrá un diseño «revolucionario» y completamente diferente al del resto de modelos de la marca

Compártelo: