Uno de cada cinco Citroën C4 que sale de la fábrica de Madrid ya es eléctrico

Uno de cada cinco Citroën C4 que sale de la fábrica de Madrid ya es eléctrico


Desde su lanzamiento hace tres meses, el nuevo Citroën C4 se ha convertido en todo un éxito. Un modelo fabricado en la planta que la marca gala tiene en Madrid, y del que se está beneficiando una versión eléctrica que ya representa el 18% de las unidades producidas en estas instalaciones.

Según Nuno Marques, Director de Citroën para España y Portugal: «Sólo tres meses nos separan de su lanzamiento comercial y, este automóvil “Made in Spain”, ya es el segundo modelo más vendido en su categoría. Un éxito al que no es ajena su versión eléctrica, el Citroën ë-C4, que ya supone uno de cada cinco unidades producidas. Está claro que el público, tanto en España como en el resto de Europa, está apostando por una visión innovadora de la berlina media totalmente inspirada en las necesidades de las personas”.

Pero sin duda las mejores noticias es que el C4 y su versión eléctrica, ë-C4, son modelos con una gran aceptación fuera de nuestras fronteras. Y es que el 82,6% de los C4 y ë-C4 que se fabrican en España, en exclusiva mundial, se destinan a la exportación.

Una propuesta que en lo mecánico se mantiene dentro de las configuraciones del resto de turismos del Grupo Stellantis, con motor de 100 kW (136 CV) y batería de 50 kWh brutos, suficientes para lograr una autonomía de 350 km bajo el ciclo WLTP. Aspectos que completa un sistema de carga capaz de acceder a puntos de hasta 100 kW, que en 31 minutos le permite llegar al 80% de carga.

¿Qué le faltaría a este modelo para ser un súper ventas también en España? Pues para muchos su configuración estética encaja a la perfección en un momento de máxima demanda de este tipo de modelos a medio camino entre el SUV y los compactos.

Pero tal vez le faltaría añadir una segunda versión en el aspecto de la batería. Los 50 kWh brutos, o 45 kWh útiles, pueden ser suficientes para muchos a los que el sistema de carga rápida les permitirá moverse con cierta soltura allí donde las redes de carga sean mínimamente operativas. Pero para otros muchos incluso en estas zonas, les gustaría poder contar con una mayor flexibilidad gracias a una batería de más capacidad.

fabrica citroen ec4 Madrid

Por ejemplo, instalado la batería de 75 kWh brutos (68 kWh útiles) que podemos encontrar en los monovolúmenes e industriales del propio Grupo Stellantis. Un pack que le deberían permitir superar los 450 kilómetros de autonomía WLTP.

Un conjunto que gracias al eficiente sistema de carga de 100 kW, aumentará de forma importante las posibilidades de viajar con este cómodo modelo.

Añadiríamos a las peticiones la instalación del cargador trifásico de 11 kW que montan muchos otros modelos del grupo, y que de nuevo aumentarán sus posibilidades a la hora de realizar cargas en lugares como los supermercados o centros comerciales.

Pero claro, una batería de mayor capacidad supondría aumentar el precio. En la actualidad el ë-C4 arranca antes de ayudas o promociones en los 33.270 euros, que se quedan en unos 26.270 euros con la ayuda máxima del Plan MOVES III.

Podemos pensar que una versión de 75 kWh podría situarse en precio a medio camino entre los 35.630 euros del Volkswagen ID.3 Pro con batería de 58 kWh, y los 41.015 euros del ID.3 Pro S, con sus 77 kWh útiles. Algo que nos daría un precio que se debería colocar en torno a los 36.500 euros antes de ayudas o promociones, o en los 29.500 euros después de aplicar el Plan MOVES, y antes de las acciones comerciales de la marca.

Todo esto por supuesto, si los 2.670mm de distancia entre ejes de su plataforma eCMP permite instalar una batería de 75 kWh refrigerada por líquido formada por celdas CATL, que destacan por su resistencia y buen funcionamiento, pero no son las más punteras en densidad energética.

Relacionadas | Gracias al Plan MOVES, el Citroën ë-SpaceTourer de 75 kWh está disponible por 38.121 euros

Compártelo:

8 comentarios en «Uno de cada cinco Citroën C4 que sale de la fábrica de Madrid ya es eléctrico»

  1. La verdad es que es un coche que me llama mucho. Lo pude probar hace unas semanas y me sorprendió el tema de la suspensión. Me trajo viejos recuerdos de los CX de los años 80 y 90. Y sobre el tema de la batería, creo que lo perfecto sería ofrecer con en los otros industriales las dos baterías para que cada uno coja la que mejor le venga. Pero con 75 kwh, sin duda daría un salto cualitativo importante.

    Responder
  2. Y eso que no quieren sacar una versión que sirva como coche único para viajar. Con una versión 65kWh netos sería estupendo, aunque subiera 3.000€ de precio. Yo es el que me compraría, vaya.

    Responder
  3. El diesel monta catalizadores, filtros de particulas, adblue y más sistemas que lo hacen una alternativa que competirá duplicando la autonomía unos cuantos años más con híbridos , GLP, eléctricos y H2 y es menos peligroso en accidentes por el combustible .

    Responder

Deja un comentario