La tecnología V2G puede reducir un 74% la dependencia del carbón y el gas en Alemania

Los coches eléctricos y la tecnología V2G pueden ayudar a mercados como Alemania a reducir el uso de fuentes no renovables un 74%


La tecnología V2G (Vehicle to Grid) es un sistema con un enorme potencial de cara a servir como estabilizador de las redes eléctricas y como factor para sacar mayor partido a las energías renovables. Algo que se traducirá en menor dependencia del carbón o el gas, y por lo tanto menores costes y menos emisiones. Ahora Bloomberg ha realizado una estimación de cuánta energía y cuántos coches eléctricos serán necesarios para lograr un importante impacto con este sistema.

Básicamente el V2G supone que mientras nuestro coche está conectado a una toma de corriente inteligente, este podrá tanto importar electricidad para cargar su batería, por ejemplo en las horas más económicas y de menor demanda, como también poder exportar electricidad e inyectarla a la red eléctrica. Preferiblemente en las horas más caras y durante los picos de demanda.

De esa forma se logra estabilizar la red, y reducir la dependencia de las fuentes no renovables. Todo a cambio de una pequeña cantidad de energía que el vehículo podrá recuperar en poco tiempo, y además lo hará con un beneficio económico para su propietario.

En la actualidad se estima que hay en las carreteras del mundo unos 10 millones de coches eléctricos, que suponen en torno a los 296 GWh de capacidad en su conjunto. A esto se pueden sumar los 98 GWh de los autobuses eléctricos. Y estas son muchas baterías, sobre todo si las comparamos con los 36 GWh de baterías estacionarias que trabajan dando respaldo a las redes de distribución eléctricas en el mundo.

Los beneficios potenciales para el sistema eléctrico son enormes. Un estudio de Bloomberg Energy sobre los sistemas V2G ha descubierto que si la mitad de todos los coches de Alemania fueran eléctricos, y cada uno de ellos entregase a la red 10 kWh por día, cargándose con energías renovables y descargándose durante tiempos de alta generación de combustibles fósiles, se podrían reducir las necesidades de electricidad procedente de las fuentes con combustibles fósiles un 74% para 2040.

Se trata de una cifra pequeña, ya que con 10 kWh un vehículo apenas puede recorrer entre 60 y 80 kilómetros según el modelo. Una cantidad que además puede recuperar en apenas una hora con una toma de 11 kW, en unas dos horas con una toma doméstica de 5 kW, o mucho más rápido si tenemos a mano una estación de carga rápida.

Pero desde Bloomberg se ha indicado que incluso con cifras mucho más pequeña, por ejemplo con apenas 2 kWh por día y vehículo, se podría facilitar de forma muy importante la integración de más producción de fuentes como la eólica y la solar.

¿Por qué todos los cargadores para coches eléctricos deberían ser bidireccionales y contar con sensor de potencia?

Otro de los aspectos positivos es que la única barrera que frena en estos momentos la aplicación masiva de esta tecnología es el elevado coste de los equipos. Algo normal en nuevas soluciones que necesitan desarrollarse comercialmente y alcanzar una economía de escala que rebaje los precios de fabricación. Algo que no parece un problema que pueda lograrse a corto plazo.

Luego también estará la cuestión de que los coches sean compatibles con la tecnología. Algo que no parece tampoco un problema ya que incluso modelos que no sabíamos que estaban preparados, como el Tesla Model 3, ya viene listo para usar esta tecnología.

Volkswagen, y ahora Hyundai con su IONIQ 5, también han confirmado que sus vehículos podrán trabajar con esta prometedora tecnología que como vemos nos ofrece enormes beneficios y solo pide un pequeño esfuerzo en la producción de equipos más económicos, y sobre todo la necesidad de que esta tecnología sea abrazada por todas las marcas que se encargarán de darle repercusión entre sus clientes para aumentar el interés.

Relacionadas | ¿Es el coche eléctrico un Armagedón como dice la industria? Un estudio arroja luz sobre el asunto

Compártelo:

13 comentarios en «Los coches eléctricos y la tecnología V2G pueden ayudar a mercados como Alemania a reducir el uso de fuentes no renovables un 74%»

  1. Esta muy bien la tecnología v2g pero dejar mi coche descarga y carga afecta a la batería de mi coche y en ningún momento de ningún informe se comenta la forma de compensación de esa extracción.

    Para mi la tecnología v2G lo veo muy interesante para redes aisladas… no de almacenamiento, para ello es mejor instalar una powerwall donde carga y descarga siendo incluso la capacidad que se menciona mucho menor, pero lo dicho… ¿Que dan al usuario por usar ese porcentaje para guardar y descarga en la red general? La distribuidora , la comercializadora… ¿Me hacen un descuento por la adquisición de un almacenamiento, de un coche eléctrico?

    Siempre que leo este tipo de informes es convencer de que tu asumas todo el coste y luego lo cedas a un precio rídiculo.

    Responder
    • Exacto Suriv . . . .pero estamos hablando de Alemania, donde el abandono rural ya es historia.
      Los campesinos se las saben todas . . .yo conectaría las baterías casi obsoletas (p.e.de los tractores)al vehículo y todo con reguladores MPPT , los paneles del coche y de los tejados.
      La corriente es gratis, solo los coches y baterías (todavía) no lo son.
      Salu2

      Responder
    • Todos de acuerdo, el V2G servirá para cuando tengamos paneles y baterías de autoconsumo y autogestionar tu energía.

      Lo de «regalar» electricidad por migajas para sufrir degradación de tu batería, pues va a ser que no.

      Responder
  2. Para esto hay que mejorar mucho la degradación de las baterías para que puedas ceder la batería de tu coche a la red sin compensación económica por degradación.
    Por otro lado, eso obligaría a que todo el mundo tenga que dejar conectado el coche a la red todo el día, ya estés en casa o en el trabajo.

    Estos son los informes que quedan muy bonitos en papel, pero difícilmente ejecutables

    Responder
    • Totalmente. Muy bien tendrían que compensarlo para:

      1 prescindir de mi vehiculo mientras esté en modo V2G

      2 compensar la degradación de la batería. Si uso el modo V2G asiduamente, no salir perdiendo en ése aspecto…

      Responder
  3. Tan fácil como que te compren más cara la electricidad que lo que te la venden.

    Esto autorregularía el sistema, cargas el coche cuando es barato y lo descargas cuando es caro, al final ganas dinero y ofreces un servicio a la red. Pero tiene que hacerse bien…

    En cuanto a la degradación, pues un coche con 20 kWh regulando 15 kWh al día, se degradaría mucho. Uno de 80 kWh regulando 2 kWh ni lo notaría. A partir de ahí, 1000 opciones intermedias, que cada uno con su coche valorará…

    Responder
  4. Esto solo sirve para que las eléctricas se ahorren invertir en baterías, pero es a lo que están acostumbradas, como cada vez que se urbaniza una zona, que obligan al promotor a montar la red de baja tensión incluidos los transformadores, y después se la quedan ellos (las electricas), gratis total, o cobrar por un termino de potencia que no están en disposición de suministrar porque no se quieren gastar un duro en la ampliación necesaria para ello.

    Responder
  5. Y por supuesto el estudio no dice nada de los ¿15 o 20 o 30 millones? de enchufes extras que hay que instalar por la ciudad, además de las redes de carga, para que los coches (la mitad del parque automovilístico Alemán) estén enchufados cuando su dueño este trabajando ….

    Responder
  6. Si está enchufado 20 horas a 1 kW …
    Podría cargar 15 kWh al día y soltar 5 kWh tranquilamente.
    Si el coche tiene 40 kWh de batería , la corriente sería 0’025 C. Sin degradación .
    Todos tendrían que llevar 0’1C V2G

    Responder
    • Si estas enchufado 20 horas a 1kW cargarías 20kWh, y solo te quedarían cuatro horas del día para descargar esos 5kWh y quedarte con 15kWh, y en esas cuatro horas descargarías a 0,03125C. El principal problema no es la baja corriente de descarga, sino que durante el tiempo de descarga (que puede ser demasiado) la batería no se carga, con lo que a la energía que se descarga hay que sumar la que se deja de cargar .por todo ello puede dejar la batería demasiado descargada el día que lo necesites, y dejarte tirado.

      Responder
  7. Este tipo de tecnologías son muy bonitas sobre el panel pero como decís son difíciles de llevar a la práctica y menos si no hay intervención de un organismo regulador.

    La red eléctrica tendrá que compensarte por usar tu batería. Como decís puede hacerse si cargas electricidad en casa por la noche a precio bajo y se la revendes a la red en horas pico mas cara para lo cual debe estar enchufado el coche, bien en tu casa si no lo has movido o mas habitualmente en el trabajo a esas horas.

    Para todo ello es necesaria la infraestructura y que el coche lo admita. Obviamente hay que compensar por ese gasto tanto al propietario de la infraestructura como al el vehículo.

    Teóricamente todo esto es posible pero hay que llevarlo a la práctica.

    Mientras está funcionando esta forma de almacenar energía u otra que se emplee seguiremos tirando la energía sobrante por la noche porque no tenemos donde almacenarla y tendremos que producir mas de día para satisfacer las demandas del mercado.

    Responder
  8. Si tenemos un medidor de consumo conectado al inversor del V2G y con el V2G solo vertimos cuando estemos consumiendo de la red, no regalamos electricidad ni degradamos la batería gratuitamente, no?

    Responder

Deja un comentario