Ford negocia con Volkswagen el desarrollo de un segundo coche eléctrico para Europa basado en la plataforma MEB

El año pasado, Ford y Volkswagen llegaron a un acuerdo de colaboración a raíz del cual los primeros tendrían acceso a la plataforma MEB de los segundos para desarrollar un coche eléctrico especialmente pensado para el mercado europeo. Gracias a dicho movimiento, Ford reducirá los costes de desarrollo de su nuevo vehículo, mientras que Volkswagen rentabilizará más rápido su arquitectura modular.

La fabricación del nuevo coche eléctrico de Ford con entrañas germanas comenzará en Colonia en el año 2024. En un principio será un SUV urbano (segmento B) de dimensiones similares a las del actual Puma (posiblemente ronde los 4,25 metros de largo, por lo que estaríamos hablando de un derivado directo del Volkswagen ID.3).

Para imprimirle personalidad propia respecto a las propuestas de su socio, Ford dotará a su todocamino eléctrico de un diseño diferenciado, destacando el empleo de un capó más horizontal y alargado que el de los modelos de Volkswagen. Sin embargo, aspectos como los reducidos voladizos o la amplia distancia entre ejes se mantendrán invariables.

Ahora, la prensa especializada se está haciendo eco de las negociaciones que están manteniendo Ford y Volkswagen acerca del hipotético desarrollo de un segundo modelo de la firma del óvalo basado en la plataforma MEB. Aparentemente, las conversaciones están muy avanzadas, por lo que el nuevo automóvil podría anunciarse en breve.

«Como dijimos anteriormente, existe la posibilidad de que se construya en Colonia un segundo vehículo totalmente eléctrico basado en la plataforma MEB, y eso todavía está bajo consideración», ha declarado Ford en un comunicado enviado a la prensa. Volkswagen por su parte no ha realizado ningún tipo de comentario en relación al asunto.

Para el año 2030, Ford venderá exclusivamente vehículos eléctricos en Europa. Aunque para alcanzar dicho hito su alianza con Volkswagen será clave, no podemos perder de vista que en paralelo la compañía estadounidense también está invirtiendo en su propia tecnología, como demuestran las buenas críticas obtenidas por el aclamado Mustang Mach-E.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | Ford sigue el ejemplo de Tesla y Volkswagen y desarrollará sus propias baterías en un avanzado centro de I+D

Compártelo: