SEAT tampoco se beneficiará de la plataforma MEB Small. ¿Se confirma su desaparición en favor de CUPRA?

CUPRA es la marca más joven del Grupo Volkswagen: se lanzó oficialmente en 2018 como una escisión de la histórica firma española SEAT, que el año pasado cumplió setenta años. El origen de la denominación CUPRA (CUP-RAcing) se remonta al año 1996, cuando SEAT comenzó a utilizarla en sus modelos más prestacionales.

Aunque el objetivo perseguido inicialmente con la constitución de CUPRA como entidad independiente dentro de SEAT S.A. era complementar a la marca principal e incrementar su margen de beneficio, poco a poco la recién llegada ha comenzado a fagocitar a su hermana mayor, un proceso que probablemente se acelere a raíz del éxito del CUPRA Formentor en el mercado europeo.

En apenas tres años, todos los desarrollos eléctricos de la compañía han sido adjudicados a CUPRA. Así, mientras que SEAT se conforma con el Mii electric, una versión adaptada de un modelo lanzado en el ya lejano año 2011, CUPRA cuenta con tres ambiciosos proyectos en marcha: el Born, el Tavascan y el UrbanRebel.

El CUPRA Born, desarrollado a partir del Volkswagen ID.3, inicialmente iba a comercializarse bajo la marca SEAT (de hecho, en 2019 se presentó un primer prototipo denominado SEAT el-Born Concept); sin embargo, debido al todavía elevado coste de los vehículos eléctricos, finalmente se decidió lanzarlo con los logos de CUPRA, que trata de abrirse hueco en la difusa frontera que separa el sector generalista del premium.

Historia automovilística Seat

Tras el Born llegará el Tavascan, un SUV derivado del Volkswagen ID.4 que se lanzará en 2024. El tercer modelo eléctrico de CUPRA se basará en el recién presentado prototipo UrbanRebel Concept. Este vehículo será un utilitario relativamente asequible (costará algo más de 20.000 euros antes de ayudas) asentado sobre la plataforma MEB Small, una versión simplificada de la ya conocida arquitectura MEB.

SEAT S.A. será la encargada de industrializar la plataforma MEB Small; de hecho, todos los modelos eléctricos de acceso del Grupo Volkswagen (Skoda Elroq, Volkswagen ID.1 e ID.2…) se producirán en las plantas españolas de Landaben y Martorell. Sin embargo, la marca SEAT no se beneficiará de dicha plataforma, algo que ha sido confirmado por Wayne Griffiths, CEO de la compañía.

Seat Cupra

«No podemos hacer todo a la vez», ha declarado el directivo, apostillando que SEAT se centrará en la comercialización de vehículos térmicos e híbridos enchufables, mientras que CUPRA apostará por la electrificación total. Griffiths también ha dejado caer que ambas marcas convivirán hasta finales de la década, pero… ¿Qué ocurrirá después?

Sin ser demasiado claro al respecto, Griffiths ha dado a entender que la marca SEAT ofrecerá soluciones de micromovilidad, pues actualmente cuenta con la base de clientes más joven del Grupo Volkswagen, los cuales en muchas ocasiones «rechazan» la idea de tener un vehículo en propiedad.

Seat Cupra eléctrico

Con estas declaraciones, los rumores que señalaban la potencial desaparición de la marca SEAT (no así de la empresa SEAT S.A.) parecen ganar más fuerza que nunca, algo reforzado por la ambigüedad de Griffiths al ser preguntado por la continuidad del Ibiza, el tercer modelo más popular de la compañía y un auténtico icono español desde hace casi cuarenta años.

«Obviamente queremos electrificar el segmento en el que se encuentra el SEAT Ibiza con un pequeño eléctrico asentado sobre una plataforma de Volkswagen [el CUPRA UrbanRebel]. Este segmento se electrificará a partir de 2025». Dado que dicha categoría se electrificará y SEAT no tendrá acceso a la plataforma MEB Small, parece evidente que el Ibiza está condenado a desaparecer.

Seat Cupra UrbanRebel

Todo parece indiciar que el objetivo final es sustituir la marca SEAT por CUPRA, que comercializa vehículos más costosos y por lo tanto más rentables. Con este movimiento, el Grupo Volkswagen cumplirá su viejo sueño de transformar la marca española en su propia Alfa Romeo, un objetivo que nunca terminó de materializarse debido al enfoque popular de SEAT.

Los rumores indican que la quinta generación del compacto León ni siquiera se lanzará como SEAT, comercializándose únicamente como CUPRA. ¿Dónde quedará entonces la marca? Como hemos indicado antes, posiblemente no desaparezca por completo, quedando relegada a ser la división de servicios de micromovilidad del conglomerado, comercializando patinetes eléctricos, scooters y cuadriciclos de Silence relogotipados.

Movilidad eléctrica moto Seat

¿Qué significaría la hipotética pero cada vez más probable desaparición de la marca SEAT? En la práctica, este movimiento no debería afectar a las plantas españolas del Grupo Volkswagen, cuya continuidad está asegurada gracias a la adjudicación de la «MEB Entry Family». Tampoco pondría en riesgo la supervivencia de SEAT S.A., pues CUPRA mantendrá su línea de turismos.

Sin embargo, la discontinuación de SEAT supondría la pérdida de un símbolo histórico en España, pues no solo fue la marca que motorizó el país de la mano del mítico 600, sino que sus populares vehículos nos han acompañado durante décadas, situándose muchos de ellos siempre en los puestos más altos de los rankings de ventas (850, 124, 127, Ibiza, Toledo, León…).

Seat 600 e Ibiza Fr

Por otro lado, está la desaparición de una opción generalista en el mercado, lo que se traducirá en una pérdida de variedad para el consumidor. La industria se dirige hacia un panorama en el que los automóviles cada vez serán más caros: si antes el éxito se cuantificaba a través del volumen de ventas, ahora los fabricantes prefieren vender menos, pero más caro, una estrategia que busca maximizar la rentabilidad.

Seat 600 congelado

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | CUPRA Tavascan Extreme E Concept: una nueva evolución del todoterreno de carreras 100% eléctrico de la marca

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame