El Grupo Stellantis, antigua PSA, priorizará a los coches eléctricos por la crisis de los semiconductores

Desde hace algunos meses hemos sido testigos como los semiconductores se han convertido en los herederos mediáticos de la prima de riesgo y el coronavirus. Un elementos que se ha convertido en fundamental para sectores como el automóvil, y cuya crisis de producción ha frenado las expectativas de ventas de muchos grupos. Entre ellos está Stellantis, antigua PSA, que ha tenido que parar líneas de producción por falta de componentes, unos componentes que ahora priorizarán en la fabricación de coches eléctricos.

Así lo ha indicado Anne-Lise Richard, jefa de movilidad eléctrica de Stellantis, que en una entrevista con la prensa italiana ha dicho que: «Continuaremos gestionando todos los sistemas de propulsión juntos, pero los coches eléctricos son ahora mismo la prioridad. Estamos viendo que la demanda está creciendo y cada vez mas clientes piensan que es el momento de comprar un eléctrico«.

Y es que los datos indican que el Europa las ventas de coches eléctricos están creciendo a un ritmo muy elevado, impulsados por factores como el cambio tecnológico iniciado hace unos años, que ahora se ha reforzado por la llegada de más y mejores propuestas.

También por las ayudas públicas, que han permitido en muchos mercado igualar los precios con los modelos con motor de combustión. Como los 9.000 euros que ofrecen Alemania o Francia e Italia, que han tirado del carro de las matriculaciones eléctricas.

Esto se ha notado en las ventas también de una Stellantis que aglutina a marcas como Peugeot, Citroen, Jeep, Ram, Alfa Romeo, Fiat, Opel, Lancia y DS, que en conjunto han visto como en el primer semestre de 2021 el 14% de las ventas han correspondido a coches eléctricos e híbridos enchufables.

Cifra que hasta ahora esperaban hacer crecer hasta el 70% a finales de la década, pero que posiblemente tenga que ser revisada ya que a este ritmo, posiblemente se logre ya a mediados de la década.

Un movimiento que se produce por la inercia de la tendencia hacía los modelos eléctricos, y que atiende a intereses como la reducción de emisiones, y evitar de esa forma las multas y los riesgos de las nuevas normas de emisiones, pero también por el posible mayor margen de beneficio que logren con los eléctricos, con precios más elevados y mayores márgenes respecto a las propuestas de combustión más económicas.

Pero tal vez la lectura más importante es que las inversiones a corto plazo del grupo Stellantis discurrirán hacia los modelos eléctricos, algo que debería dar como resultado una mayor competitividad, mayor oferta y esperemos que también mejores precios y propuestas más populares.

El proyecto de futuro eléctrico de Stellantis

Hace pocas semanas Stellantis anunciaba un enorme despliegue de coches eléctricos para los próximos dos años: entre el segundo semestre de 2021 y el primero de 2023, la multinacional presentará un total de 21 coches eléctricos e híbridos enchufables.

Diez de estos modelos serán eléctricos puros, nueve híbridos enchufables, y uno estará disponible con ambas opciones mecánicas. La inmensa mayoría de las marcas que componen la cartera del grupo se beneficiarán de este programa de lanzamientos, quedando excluidas Abarth, Chrysler, FIAT, Lancia y RAM.

En el segundo semestre de 2021 nos encontraremos con seis novedades: un eléctrico puro de Citroën, un híbrido enchufable de DS, un híbrido enchufable de Jeep, un eléctrico puro de Opel, y un híbrido enchufable y un eléctrico de Peugeot. Posiblemente los eléctricos de Citroën, Opel y Peugeot sean las furgonetas ë-Berlingo, Combo-e y e-Rifter/e-Partner. En cuanto a los híbridos enchufables, todo apunta a los Jeep Grand Cherokee, Opel Astra y Peugeot 308.

En 2022 Alfa Romeo recibirá su primer híbrido enchufable, el Tonale. Citroën por su parte lanzará un eléctrico puro y un híbrido enchufable. Este último posiblemente se corresponda con la variante PHEV del nuevo C5 X, mientras que el eléctrico por el momento es una incógnita. El Dodge Durango también recibirá una variante híbrida enchufable.

FIAT Proffesional presentará dos furgonetas eléctricas (probablemente las nuevas generaciones de las Dobló y Talento, que pasarán a ser hermanas de los modelos de PSA), mientras que Maserati lanzará su primer eléctrico puro: el Gran Turismo de segunda generación. La gama Opel se verá reforzada con dos nuevos híbridos enchufables, mientras que la de Peugeot recibirá solo uno.

En el primer semestre de 2023 el ritmo bajará un poco. Así, Citroën, Jeep y Maserati recibirán tres eléctricos: el nuevo ë-C3, el ansiado «baby Jeep» y el SUV Grecale. Peugeot por su parte lanzará el 3008 de tercera generación, que estará disponible tanto en versiones híbridas enchufables (3008 HYBRID y 3008 HYBRID4) como eléctricas (e-3008).

Relacionadas

Compártelo: