¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Los camiones Hyundai XCIENT de hidrógeno se preparan para trabajar en Nueva Zelanda

Ya hay dos países donde se están probando los camiones Hyundai XCIENT FCEV de pila de combustible de hidrógeno. Corea del Sur fue la primera -en buena lógica, se fabrican allí- y después se comenzó una prueba piloto en Suiza. Nueva Zelanda será el tercer país, donde se van a probar cinco unidades de la versión 2021 en operaciones de transporte real.

Ahora bien, las cosas de palacio van despacio. La primera cabeza tractora llegó al puerto de Auckland el 18 de noviembre de 2021 y todavía no han empezado a trabajar. En primer lugar, estos camiones necesitan una adaptación a las especificaciones neozelandesas, empezando por la obviedad de cambiar el volante de lado. Tanto en Suiza como en Corea del Sur se conduce con el volante a la izquierda, en Australia y Nueva Zelanda al revés.

El segundo problema es cómo repostar hidrógeno. El primer repostaje fue en el mismo puerto, y mientras no esté lista la infraestructura de repostaje, la división local de Hyundai lo aportará de su surtidor. Los camiones los ha comprado Hyundai NZ con financiación de la Autoridad de Conservación y Eficiencia Energética (ECCA) de Nueva Zelanda. Los socios comerciales siguen pendientes de anunciarse; entendemos que los usarán en régimen de leasing.

Hyundai XCIENT FCEV 2021

El objetivo de la prueba es comprobar la viabilidad de los camiones de hidrógeno en servicios de transporte. Se comprobará si encajan en las rutas programadas, por capacidad, rutinas de mantenimiento, repostaje, en la formación de los conductores y en cómo se adaptan estos al camión. Aproximadamente, los camiones y la red de repostaje estarán listos para el segundo trimestre.

Hay varios motivos de peso para su introducción. Andy Sinclair, consejero delegado de Hyundai NZ, explicó que los camiones son el 4% del parque móvil del país, pero emiten el 25% de los gases de efecto invernadero por su peso y uso continuado. Solo hay que plantearse la sustitución de 153.000 camiones en el país. Cada XCIENT FCEV que reemplace a un camión diésel evitará 50 toneladas de emisiones de CO2 al año, pese a necesitar el triple de energía que un camión eléctrico equivalente.

Entre los camiones desplegados en Suiza y en Corea del Sur ya acumulan 2 millones de kilómetros. El objetivo para 2025 es haber entregado 1.600 unidades del XCIENT FCEV, y que en 2030 su producción de pilas de combustible llegue a 700.000 anuales. Cada camión XCIENT FCEV lleva dos pilas de 95 kW cada una, las cuales recargan 72 kWh de baterías. Con 32 kg de hidrógeno la autonomía es de 400 km, la distancia que hay entre Auckland y Palmerston North.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame