Productores coreanos de baterías podrían aumentar los precios del 30% al 40% antes de 2025

El mundo va dejando atrás lo peor de la pandemia de coronavirus en lo sanitario, no así en lo económico. La presión inflacionaria en las materias primas se traslada a los productos terminados, como las celdas de batería o paquetes completos. Esto obliga a los fabricantes a elevar sus precios si no quieren entrar en pérdidas, por lo que la pelota se pasa a los productores de coches eléctricos -y de cualquier cosa que funcione con baterías-.

Según SNE Research, los fabricantes de baterías de Corea del Sur van a inflar sus precios entre el 30% y el 40% en los nuevos contratos de suministro a largo plazo. Dado que las baterías son los componentes más caros de los coches eléctricos, el aumento retrasará la llegada de modelos económicos al mercado. Mientras que esto no se solucione, el sinónimo de coche eléctrico asequible serán utilitarios esenciales de fabricación china, donde se ahorrará en todo lo demás.

El mayor aumento de precio se espera en las baterías de química NMC, es decir, con níquel, manganeso y cobalto, especialmente por níquel y cobalto, por no hablar del carbonato de litio. El mínimo precio histórico de las baterías ya se alcanzó y rebotó hacia arriba por un suministro insuficiente y a veces poco fiable de las materias primas. Y China es quien corta el queso, dado su gran dominio de la cadena de suministro de las baterías.

También afectará a la producción de baterías de electrolito sólido. Jay Kim, vicepresidente de LG Energy Solution, avisó que los precios del electrolito de sulfuro podrían duplicarse respecto a 2021. Por otro lado, los fabricantes de vehículos presionan a los fabricantes de baterías de Corea del Sur para que adopten los diseños de celda prismática en detrimento del tipo bolsa, dado el mayor nivel de seguridad.

Por capacidad instalada, LG Energy Solution (60,2 GWh) se encuentra en el segundo puesto de productores mundiales de baterías. SK On (16,7 GWh) está en el quinto puesto, por encima de Samsung SDI (13,2 GWh). Entre los tres fabricantes de Corea entre el top 10 mundial, la capacidad de producción es de 90,1 GWh, menos de lo que produce la china CATL por sí sola (96,7 GWh).

Entre 2024 y 2025 los precios inflados afectarán a las baterías, luego afectarán a los coches eléctricos que las usen y a sus futuros clientes. Entre los clientes de baterías de Corea del Sur podemos citar a Volkswagen, General Motors o Ford, fabricantes que aspiran a un elevado volumen en el ecuador de la década. Al parecer, ahora es mejor momento para comprar un coche eléctrico que de aquí a 2025.

Vía | Automotive News

Compártelo: