Hyundai llama a revisión a los IONIQ 5 y Kia EV6 por si falla la función P del cambio

En los vehículos de cambio automático, la función P sirve como freno de estacionamiento con poca pendiente o en llano, dado que el trinquete de la transmisión impide que el vehículo se mueva -aunque ceden unos centímetros-. Sin embargo, eso puede fallar en unos 20.000 coches eléctricos de Hyundai que han sido llamados a revisión. Tanto el IONIQ 5 como el EV6 comparten la plataforma eléctrica E-GMP.

El fabricante ha detectado que una posible fluctuación de voltaje puede provocar que el cambio automático libere el trinquete de la transmisión, como si pasásemos de P a N, por lo cual el coche dejaría de estar retenido en su posición de estacionamiento y podría rodar cuesta abajo con un poco de inclinación. Hyundai tiene constancia de cuatro reclamaciones por este motivo en Corea del Sur, pero no hubo accidentes.

El número de unidades potencialmente afectadas está muy a la par, 9.014 Kia EV6 y 10.729 Hyundai IONIQ 5. El fabricante aconseja una medida de sentido común, que es acordarse de accionar el freno de estacionamiento automático como costumbre, ya que incluso liberándose el trinquete de la transmisión el vehículo no rodará por libre si la gravedad se vuelve traviesa.

Kia EV6

Los conductores más veteranos saben que hay otros remedios clásicos para evitar este problema a la menor pendiente, que es poner un calzo para impedir el desplazamiento o dejar las ruedas orientadas hacia el bordillo para evitar un movimiento indeseado. Estos remedios son universales y siguen siendo eficaces con los coches más modernos.

En un vehículo moderno a veces se pueden producir fluctuaciones de voltaje, normalmente son inofensivas porque no fluctúan lo suficiente o se han tomado contramedidas para no tenerlas en cuenta en ciertas circunstancias

Tesla no es el único fabricante que ha tenido un problema de este tipo, sin ir más lejos le pasó a Tesla, teniendo que llamar a revisión a más de 50.000 unidades de los Model S y Model X fabricados en 2016. En los vehículos eléctricos lo cómodo es parar en un sitio, darle al botón de Stop/Start y bajarse del coche, sobre todo en los modelos que no tienen un pasillo de cambio convencional (PRND) que «obligue» a dejar el vehículo estacionado en P.

En algunos modelos el freno de estacionamiento -a base de frenos, valga la redundancia- se activa siempre que el conductor apaga el coche, en otros se hace a petición del conductor tras utilizar algún mando. Huelga decir que lo más seguro es tener la costumbre de usar siempre el freno «de mano», que no se gasta, y si lo hace, será a un ritmo extremadamente lento como para ser un problema.

El Kia EV6 tiene un cambio automático con selector de rueda

No sabemos si hay unidades afectadas en España, pero si las hubiese, el procedimiento habitual es que el fabricante avise a los propietarios a través de una carta remitida desde la DGT.

Compártelo: