Los camiones Volvo impulsados por hidrógeno verde comienzan sus tests

Entre los esfuerzos de Volvo Trucks para ofrecer un transporte sin emisiones ya podemos encontrar propuestas como el camión eléctrico FL, introducido el año pasado en el mercado español, o sus apuestas por combustibles ecológicos como el biogás y el gas licuado. Una tercera opción se añade a su oferta con la inminente llegada de los primeros camiones propulsados por pilas de combustible alimentados por hidrógeno.

Después de un desarrollo de años, los primeros camiones que combinan baterías eléctricas y pilas de combustible de hidrógeno permitirán eliminar totalmente las emisiones de CO₂ sin importar la tarea que deba realizar.

Los camiones basados en hidrógeno tendrán una autonomía similar a de un vehículo diésel, en torno a los 1000 km, y un tiempo de carga de combustible de 15 minutos. El peso total del vehículo es de 65 toneladas y las dos pilas de combustible que utiliza puede generar 300 kW de energía.

Ya se están efectuando los primeros test en circuito cerrado y en pocos meses comenzarán los tests con clientes. Se espera que se puedan poner a la venta a finales de la década.

El camión propulsado por hidrógeno ideal para las largas distancias

Roger Alm, presidente de Volvo Trucks destaca la utilidad de los camiones impulsados por hidrógeno para los trabajos de larga distancia y con mucha demanda de carga. Enfatiza además su ventaja en países donde no dispongan de una infraestructura de carga eléctrica insuficiente.

La red de abastecimiento de hidrógeno es imprescindible para impulsar los vehículos de pila de combustible

Las pilas de combustible serán fabricadas por Cellcentric, la empresa conjunta entre Volvo Group y Daimler Truck AG, que también apuesta fuerte esta tecnología. Cellcentric construirá una de las fábricas de producción en serie de pilas de combustible más grandes de Europa, dirigida especialmente al segmento de los vehículos pesados.

La facilidad de obtención de hidrógeno verde es fundamental para su éxito

La tecnología es muy prometedora para el transporte de larga distancia, pero se ve limitada por dos factores muy importantes que condicionan su desarrollo. La falta de infraestructura de reabastecimiento y la obtención de hidrógeno verde.

“Esperamos que el suministro de hidrógeno verde aumente significativamente durante los próximos dos años, ya que muchas industrias dependerán de él para reducir el CO₂. Sin embargo, no podemos esperar a descarbonizar el transporte, ya estamos retrasados. Entonces, mi mensaje claro para todas las empresas de transporte es que comiencen el viaje hoy con batería eléctrica, biogás y las otras opciones disponibles. Los camiones de pila de combustible serán un complemento importante para transportes más largos y pesados ​​dentro de unos años”, dice Roger Alm.

Fuente e imágenes Volvo Trucks

Compártelo: