El Cadillac Celestiq definitivo comienza a rodar en carretera abierta cubierto de camuflaje

Apenas unas semanas después de la presentación de su versión conceptual, Cadillac ya ha comenzado a testar la versión definitiva del Celestiq en carretera abierta. Este suntuoso shooting brake (si es que su peculiar carrocería se puede clasificar de alguna forma) está llamado a convertirse en el nuevo buque insignia eléctrico de la compañía estadounidense, militando en el segmento F.

«Es un gran momento para todos en Cadillac ver al Celestiq salir de la línea de preproducción en nuestras instalaciones y circular por la vía pública por primera vez», explica Jeremy Loveday, gerente de ingeniería del programa Celestiq. «Hay mucho más por venir, y esperamos continuar con el desarrollo del nuevo buque insignia de Cadillac».

A pesar de que su carrocería está cubierta de camuflaje, no parece haber demasiados cambios respecto al prototipo, manteniéndose su imponente y alargada silueta y detalles característicos como los pilotos en forma de palo de hockey. Sin embargo, el frontal aparentemente ha adoptado un diseño algo más plano, mientras que los pequeños retrovisores han sido sustituidos por otros más convencionales.

Por el momento no está claro si se mantendrá el techo de opacidad variable del prototipo, una tecnología basada en el uso de un cristal con partículas suspendidas controladas electrónicamente. Lo que posiblemente sí que llegue a producción es el enorme despliegue de pantallas (hasta 55 pulgadas) visto en el habitáculo del concept car.

Cadillac Celestiq

El Cadillac Celestiq estrenará el sistema Ultra Cruise

General Motors quiere que Cadillac vuelva a convertirse en una referencia global dentro del sector premium y de lujo; por ese motivo, el Celestiq estrenará un nuevo sistema de conducción autónoma «manos libres» Ultra Cruise, que ofrecerá cambios de carril completamente automáticos. En el momento de su lanzamiento funcionará en más de 3,2 millones de kilómetros de carreteras de Estados Unidos y Canadá, llegando a 5,5 millones más adelante.

Está previsto que el Cadillac Celestiq de producción se revele a finales de año, momento en el que también se publicarán sus especificaciones técnicas. Aunque por el momento se desconocen datos como la potencia de su tren de propulsión, la capacidad de sus baterías o los tiempos de carga, sí que se sabe que utilizará la tecnología Ultium de General Motors.

El Celestiq se fabricará de forma artesanal en el Centro Técnico Global de General Motors en Warren (Michigan). Su producción será muy limitada, motivo por el que su precio probablemente se sitúe en varios cientos de miles de dólares. Dado que General Motors quiere traer Cadillac a Europa a través de un modelo de venta directa, probablemente esta quintaesencia del lujo termine circulando por nuestras carreteras.

Compártelo: