¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El fabricante chino Great Wall cerrará su sede europea

A pesar de que los fabricantes locales no están siendo muy competitivos, la realidad es que el mercado europeo no es un territorio tan fácil de conquistar para los grupos chinos. La expansión es muy costosa y compleja, tal como lo está comprobando el Grupo Great Wall, que ha confirmado que cerrará su sede europea y que dirigirá las operaciones desde China.

Así lo indica el diario alemán Manager Magazin, que citando fuentes internas, ha dicho que Great Wall ha informado a sus 100 empleados de Great Wall Motor que perderán su empleo a finales de agosto. Algo que incluye al director general, Steffen Cost, ex directivo de Kia que se era el máximo responsable en Europa.

Sin embargo, la salida de la sede de Múnich no significará, de momento, una retirada de Europa: los mercados existentes deberían seguir con sus actividades, pero a partir de agosto todas las operaciones tendrán que ser controladas directamente desde China.

Sin embargo, lo que si se ha frenado es la expansión por nuevos mercados, estando presentes solamente en Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Suecia e Israel.

A estos se añadirán en breve dos mercados que ya estaba previsto incorporarse, Austria y Suiza, pero se cancelarán las posibles aperturas en otros países, como Bélgica, Italia o España.

Estos cambios tienen como consecuencia que los concesionarios europeos tendrán que comunicarse con la dirección en China para coordinarse. 

Un aspecto que no parece menor ya que en los últimos meses, Great Wall ha seguido una política errática con cambios en las denominaciones de sus vehículos. Algo que no ha gustado a sus importadores. 

Inicialmente, Great Wall desembarcó con dos marcas, Ora (eléctricos de diseño retro-futurista) y Wey (híbridos enchufables premium), pero ahora ambas se han suprimido como parte de la iniciativa «One GWM». A raíz de este movimiento, los modelos de Ora y Wey han pasado a venderse bajo la marca GWM, adoptando un nuevo sistema de nomenclaturas numérico.

El Ora Funky Cat ha pasado a llamarse GWM Ora 03, mientras que la berlina Ora Lightning Cat ha recibido la denominación GWM Ora 07. Los Wey Coffee 01 y Coffee 02 por su parte se han rebautizado como GWM Wey 05 y GWM Wey 03, conformando una gama mucho más sencilla de entender que antes.

Algo que no ha gustado nada a los socios europeos, que están viendo como las bajísimas ventas pueden ir incluso a menos, y que  en 2023 se quedaron en apenas 6.300 unidades. 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame