¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Hyundai ya está fabricando las primeras piezas del espectacular N74

El pasado año, Hyundai presentó un prototipo de diseño radical denominado N Vision 74. Un modelo con un aspecto totalmente futurista que habitualmente se quedan en ejercicios de marketing o como inspiración para futuras propuestas. Pero ahora, los medios coreanos han indicado que el fabricante ha dado luz verde a este proyecto.

Según la prensa local, este superdeportivo tiene el nombre en clave N74 y será un cupé de dos puertas con apertura tipo ala de gaviota. Su producción comenzará en junio de 2026, e incluso la marca asiática ya está comenzando a fabricar algunos de sus componentes para las primeras unidades de pre-serie.

Será una propuesta representativa, de la que solamente se fabricarán 100 unidades al año durante dos años. Por lo tanto, un modelo que se convertirá en un clásico y una pieza de coleccionismo desde el primer momento.

Al igual que el concepto N Vision 74, el N74 tendrá en sistema a hidrógeno y una batería de 70 kWh. Un modelo que según los rumores, llegará a una potencia de 764 caballos, lo que le permitirá acelerar hasta los 100 km/h en menos de 3 segundos.

Curiosamente, esta noticia llega unos meses después de que el asesor técnico ejecutivo de Hyundai y ex jefe de I+D, Albert Biermann, descartara la idea de producir un N Vision 74. Pero parece que el contar con un modelo representativo y de tanta fuerza publicitaria como este ha sido demasiado tentador como para dejarlo pasar.

Eso si, además de rápido para hacerse con una unidad, los interesados tendrán que contar con un bolsillo generoso ya que su precio se espera se coloque en torno a los 340.000 euros.

Opinión

¿Debería Hyundai fabricar el N74? La respuesta es que por diseño, si. Sin duda es una propuesta que hace girar la cabeza y llegaría a un sector del coche eléctrico necesitado de modelos «halo» que den de que hablar también en cuanto a diseño y prestaciones.

Eso si, que llegue solo con un sistema a hidrógeno limitará totalmente sus posibilidades a convertirse en un modelo de exposición, y sería un desperdicio en recursos de diseño para una verdadera obra de arte sobre ruedas.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame