¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Una ciudad finlandesa construye un sistema de almacenamiento subterráneo de energía del tamaño del Empire State

Almacenar energía a gran escala durante el verano para poder usarla en invierno es un sueño que ninguna batería química es capaz de ofrecer sin un coste inasumible. Pero eso no quiere decir que no hay alternativas y como ejemplo el megaproyecto que se está realizando en Finlandia, donde están construyendo un sistema que acumula energía en el verano para alimentar las necesidades de la población en el invierno.

Denominado como proyecto Varanto, este utilizará agua a 140 grados para los sistemas de calefacción. Ocupará tres grandes cavernas que medirán juntas 1,1 millones de metros cúbicos, suficiente para albergar cómodamente el Empire State, o albergar 40 piscinas de tamaño olímpico.

En total, la instalación contará con una capacidad de almacenamiento de 90 GWh. Algo que eclipsa al proyecto de bombeo hidráulico más grande del mundo, situado en China y que cuenta con 40 GWh. Capacidad que le permitirá acumular tanta energía como la que produce una planta nuclear de 1 GW durante tres días, o almacenar el equivalente a 1.3 millones de baterías de coches eléctricos.

Almacenamiento subterráneo

La instalación podría alimentar las necesidades en momentos de mayor demanda de grandes ciudades, pero en su lugar está siendo instalada en la pequeña ciudad finlandesa de Vantaa, con 240.000 habitantes, muy cerca de la capital Helsink.

Varanto se conectará a la red subterránea de calefacción urbana de 600 kilómetros de Vantaa, que bombea agua caliente a los intercambiadores de calor en la mayoría de los edificios de la ciudad, para mantener calientes los hogares y las oficinas durante el invierno.

El objetivo es aprovechar el bajo coste del calor del verano para acumular una energía que será usada durante el largo y frío invierno, que además es cuando se dispara la demanda eléctrica, y los precios son más elevados.

La enorme batería térmica se cargará lentamente utilizando el calor residual de la red de calefacción urbana durante los meses de verano. También contará con dos calderas eléctricas de 60 MW que podrán calentar agua utilizando el exceso de energía renovable cuando sea más económico. Todo coordinado por inteligencia artificial.

Según la empresa promotora, en julio, la ciudad necesita alrededor de 70 MW de energía para calentar los hogares en las horas punta. En enero o febrero, son 700 MW. Por lo tanto, este acumulador, que puede generar 200 MW de energía en cualquier momento, «tiene un impacto realmente grande en esos fríos días y noches de invierno».

Esta gigantesca instalación cuenta con suficiente capacidad como para bombear agua caliente a pleno rendimiento durante 19 días seguidos a la ciudad. Algo que añade una importante cuota de seguridad energética en un momento donde los Europa busca desengancharse del gas ruso.

Pero según los responsables de la instalación, es poco probable que el sistema funcione a máxima potencia durante tres semanas, y afirman que esta podría “calentar una ciudad o pueblo finlandés de tamaño mediano durante hasta un año”.

Otra de las ventajas clave de esta alternativa es su relativamente bajo coste. Su presupuesto ha sido de «apenas» 200 millones de euros. Un proyecto de 90 GWh que para los responsables de la misma, habría costado más de 1.000 millones de euros de haber usado baterías.

Ahora el objetivo es completar una instalación que esperan poder ponerla en marcha en 2028, y que permitirá conocer de una forma directa y práctica su rendimiento y sus capacidades en una alternativa de almacenamiento con un enorme potencial por delante.

Fuente | Vantaa Energy

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame