¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

BMW, Mercedes-Benz y Volkswagen critican con dureza los aranceles de la UE a los coches eléctricos chinos

Los tres grandes fabricantes alemanes (BMW, Mercedes-Benz y el Grupo Volkswagen) han criticado con dureza los nuevos aranceles punitivos de hasta el 38% que la Unión Europea ha impuesto a los coches eléctricos de origen chino. Los tres grupos tienen en el país asiático uno de sus principales mercados, motivo por el que temen las posibles represalias de Pekín.

«Desde el punto de vista del Grupo BMW, las medidas proteccionistas, como la introducción de aranceles, no contribuyen a competir con éxito en los mercados internacionales», ha declarado Oliver Zipse, CEO de BMW, en un comunicado. «El proteccionismo corre el riesgo de iniciar una espiral: los aranceles conducen a nuevos aranceles, al aislamiento en lugar de a la cooperación».

Esta opinión es compartida por Ola Kallenius, su homólogo en Mercedes-Benz. «No necesitamos aumentar las barreras al comercio. Deberíamos trabajar para desmantelar las barreras comerciales siguiendo el espíritu de la Organización Mundial del Comercio».

El Grupo Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Europa, cree que la introducción de medidas proteccionistas resultará contraproducente de cara a reforzar la competitividad de la industria local, lo que podría tener graves consecuencias en el futuro. «[…] la decisión de la Comisión de la Unión Europea es perjudicial para la débil demanda de vehículos eléctricos a baterías en Alemania y Europa. Los efectos negativos de esta decisión superan cualquier beneficio potencial para la industria automovilística europea y especialmente la alemana».

CUPRA Tavascan

Los aranceles también afectarán a las marcas europeas que fabriquen coches eléctricos en China

La VDA (Asociación Alemana de la Industria Automotriz) tampoco se ha quedado atrás. «El daño potencial que podría resultar de las medidas puede ser mayor que los potenciales beneficios para la industria automovilística europea y, en particular, para la alemana», afirma la presidenta de la VDA, Hildegard Müller.

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por la Comisión Europea, los fabricantes de coches eléctricos chinos se han beneficiado de subsidios injustos por parte de las autoridades en su país natal, lo que les ha permitido mantener artificialmente bajos sus precios. En consecuencia, aplicará aranceles adicionales que irán del 17.4% en el caso de BYD al 38.1% en el de SAIC, matriz de la popular firma anglo-china MG, que este año celebra su centenario.

Esto también afectará a todas las marcas occidentales que produzcan coches eléctricos en suelo chino para después venderlos en Europa: BMW iX3, CUPRA Tavascan, Dacia Spring, MINI Cooper y Aceman, Tesla Model 3, Volvo EX30… Tanto el iX3 como el EX30 pasarán a hacerse respectivamente en Hungría y Bélgica el año que viene, mientras que MINI comenzará a ensamblar sus modelos en Reino Unido a partir de 2026.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame