¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

CATL comienza las pruebas de su batería para aviones eléctricos que tendrán hasta 3.000 km de autonomía

El pasado año, el gigante chino CATL presentó un proyecto para desarrollar baterías de alta densidad energética pensadas para aplicaciones como los aviones eléctricos. Un salto adelante muy importante para electrificar un sector extremadamente complejo con unas baterías que incluso han comenzado sus primeras pruebas reales.

Esta nueva tecnología ha sido bautizada con el nombre de Condensed Battery, contará con unas capacidades lo suficientemente altas como para aplicaciones extremadamente intensivas como los aviones eléctricos, pero además también permitirán acelerar la transformación de otros sectores, como el transporte pesado, la actividad agrícola o minera, pero también tendrá su impacto en los coches eléctricos.

La batería de CATL contará con alta seguridad y alta densidad energética, y según el fabricante en celda podrá llegar a los 500 Wh/kg. Una cifra que podemos comparar con los entre 270-280 Wh/kg que logran las nuevas celdas 4680 de Tesla.

Para lograrlo, CATL ha diseñado una estructura de malla adaptativa a escala micrométrica que regula las fuerzas de interacción entre cadenas para los cambios en las reacciones electroquímicas de las químicas de alta densidad energética.

La batería también presenta una serie de innovaciones y capas de aislamiento, así como procesos innovadores, incluido un cátodo de alta energía y un nuevo tipo de ánodo.

Primeras pruebas baterías CATL 500 Wh/kg

Ahora, el fabricante chino ha indicado que han comenzado las pruebas de los primeros prototipos con un avión de 4 toneladas, que es el paso previo al desarrollo de un modelo de 8 toneladas que han dicho, contará con una autonomía de entre 2.000 y 3.000 kilómetros con una carga.

Lo más llamativo son las fechas, y mientras que muchos actores pronostican que la llegada de modelos de amplia autonomía será mucho más allá de 2030, CATL ha dicho que esperan tener un primer modelo listo para 2027. Apenas dos años y medio por delante.

Este será diseñado de forma conjunta con la empresa china Commercial Aircraft Corporation of China (COMAC) y pondrá a China a la cabeza en el desarrollo de aviones eléctricos de corta y media distancia, que serán los primeros sectores en ser cubiertos por esta primera generación.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame